viaje ruta de 7 dias por irlanda

 

 

 

No les falta razón a los irlandeses, vanagloriándose y reafirmando que la suya, pueda ser una de las tierras más bellas de Europa. Cualquiera que hayamos tenido la fortuna de recorrer, solamente algunos de los rincones que Irlanda silencia entre sus bosques de robles, riscos y acantilados, buena fe puede dar a cerca ello.

En nuestro viaje por la isla esmeralda, descubrimos multitud leyendas de origen celta, el misterio de algunas de sus antiguas fortalezas, y nos sorprendimos con la naturaleza salvaje que atesora. Descubrirás que Irlanda es tradición, arte ambulante, cultura viva y como no, música en vivo dentro del pub. Te contamos cual fue nuestro itinerario, por si dudas aún, para que te convenzas de la necesidad de tener que viajar hasta misterioso lugar.

Nuestro vuelo origen Madrid destino Dublín, aterrizó en la capital irlandesa el día anterior. Con la finalidad de adelantar tiempo en nuestro itinerario, tras recoger nuestro coche en la terminal, sin demora nos dirigimos a Belfast, capital de la región de Irlanda del Norte.

Enormemente nos sorprendió al cruzar la frontera, no ver alguna señalización indicando haber entrado en otro país. Intuimos con ello, que podría deberse a los conflictos aún existentes entre unionistas y republicanos. Por cierto, no paséis por alto echar un puñado de libras en el bolsillo, pues aunque en ocasiones no lo parezca así, nos encontramos en el Reino Unido.

Para conocer el centro de Belfast, reservamos un tour gratuito que cada mañana, recorre algunos de los lugares más interesantes de la ciudad. Gracias a él, conocimos parte de su historia lejana, reciente, e incluso algunos chascarrillos interesantes. Éstos son los lugares más importantes del centro de Belfast que conocimos en el free tour.

  • Ayuntamiento de Belfast: por muchísimas circunstancias de obligada visita, es el edificio más importante en la ciudad. En sus exteriores hay monolitos conmemorativos a los caídos en la I y II GM, y el único memorial en todo el mundo en recuerdo a las víctimas del accidente del Titanic.
  • Crown Liquor Saloon y hotel Europa: la cultura del pub también se encuentra muy arraigada en Irlanda del Norte y quizás, debido a la curiosa leyenda que encierra, Crown Liquor Saloon sea el más famoso de la ciudad. Frente a él, objeto de numerosos ataques por parte del IRA durante los años de Los Problemas “The Trobubles”, se encuentra el hotel más bombardeado de la historia.
  • The entries y Comercial Ct: en el corazón de Belfast, es un entramado de callejuelas desde donde años atrás, la ciudad comenzó su expansión. Los paraguas colgados del cielo indicarán que has llegado a Comercial Ct., posiblemente la calle más fotogénica y animada de Belfast.
  • Quen´s Square: junto a la desembocadura del río Lagan, se erigió la conocida réplica inclinada del Big Ben, el Albert Memorial Clock. En el extremo opuesto se encuentra el conocido Big Fish o salmón de la sabiduría. Desde aquí, las vistas alcanzan al esqueleto de los astilleros donde se botó el trasatlántico más famosos de todos los tiempos, el RMS Titanic.

Además, Belfast fue la ciudad que más padeció los conflictos del Ulster, y West Belfast, uno de los lugares que más escalofríos me ha hecho sentir. Durante la tarde, recorrimos las calles de este barrio situado al oeste de la ciudad, donde las pintadas y grafitis de sus murales, describen el terror de la tragedia que languidece 20 años después. Nos espeluznó de manera sobrecogedora, saber que cada noche aún, cierran los portones de acero que separan los barrios unionistas de los republicanos.

El barrio, se puede recorrer por libre para ver sus simbólicos murales, algunos de ellos rematados en alambre de espino. Aunque a día de hoy es una zona segura para caminar, recomiendan no fotografiar a la gente ni opinar sobre esta cuestión. Otra opción es hacerlo reservando el tour político de Belfast, o en un Black Taxi tradicional. Te lo contamos todo en un artículo exclusivo sobre la ciudad de Belfast.

Nuestro segundo día de ruta, lo dedicamos a conocer la costa septentrional de Irlanda del Norte. Conocida como la Causeway Coast, quizás aquí encontramos los paisajes que más nos impresionaron a lo largo de nuestro viaje.

Antes de comenzar a recorrerla, nos desviamos hasta Dark Hedges, una preciosa y sombría avenida flanqueada por dos hileras de hayas, que sirvió como decorado de algunas escenas de la conocidísima serie de Juego de Tronos .

En Ballycastle, comenzamos nuestra ruta hacia el oeste, paralelos a las playas y acantilados del norte hasta el castillo de Dunluce. Algunos de los lugares imprescindibles donde paramos:

  • Castillo de Kinbane: ubicado sobre un promontorio de roca caliza, las ruinas de esta fortaleza medieval se hallan en torno a un paisajes espectacular. Particularmente, fue el castillo que más me gustó de todos los que conocí.
  • Carick-a-Rede Rope: todo un clásico, el puente colgante que cruza hacia la isla de Rope, un antiguo caladero para la pesca de salmón.
  • Puerto de Ballintoy: otro lugar que sirvió como telón de fondo para algunas de las escenas de Juego de Tronos. Recomendamos estacionar en el aparcamiento del antiguo puerto pesquero, y caminar en dirección oeste hasta llegar a unas extrañas formaciones rocosas, las cuales incluyen una roca gigante con forma de elefante.
  • Dunseverik: además de las ruinas del castillo de Dunseverik, donde San Patricio bautizó a algunas importantes personalidades de la época, a través de un sendero se llegar a una bonita cascada con caída directa al mar.
  • Calzada del Gigante: declaradas Patrimonio de la Humanidad, no hay ruta por la Causeway Coast que no incluya parada en la Calzada del Gigante. Las más de 40.000 columnas de basalto sobre las cuales puedes caminar, fueron formadas hace más de 60 millones de años. Recomendamos continuar por el sendero que asciende hasta el mirador de Anphitheatre, y regresar por la parte superior de los acantilados.
  • Castillo de Dunluce: fue nuestra última parada en el recorrido de la Causeway Coast. Otro bonito castillo que encierra una trágica leyenda, cuando un buque procedente de la Armada española, se estrelló contra el acantilado desde donde se alza la fortaleza.

Camino a Londonderry nos desviamos hacia Downhill, donde alzadas sobre un espectacular acantilado, se hallan las ruinas de una soberbia mansión del año 1774. Junto a ellas, se encuentra el templo de Mussenden, también elevado sobre un precipicio con vistas al mar, es otro de los iconos de la serie Juego de Tronos. Llegamos demasiado tarde y lo encontramos cerrado, por lo que continuamos hasta Londonderry, donde dormimos en Travelodge Derry. Te contamos nuestra ruta completa en el artículo de la Causeway Coast.

La segunda ciudad de Irlanda del Norte, es un símbolo de la paz que a día de hoy, tímidamente se respira en los condados del Ulster. A pesar de ello, los murales que copan sus calles, dejan entrever las diferencias que aún mantienen separados a católicos y protestantes.

Denominada Derry por los católicos, incluso su nombre ha sido objeto de controversia. Los paneles informativos en las carreteras de la República de Irlanda señalizan Derry, mientras los que se encuentran en Irlanda del Norte señalizan Londonderry (nombre oficial y usado por los protestantes unionistas).

La ciudad, quedó históricamente marcada el fatídico 30 de enero de 1972, y constituyó uno de los puntos calientes durante todo el conflicto. Aquél día, conocido como Blody Sunday, la policía británica asesinó a 17 personas de ideología republicana, quienes pacíficamente se manifestaban por las calles de la ciudad. El motivo de la protesta, no era otro que reclamar respeto a los derechos civiles de las personas que el año anterior, fueron arrestadas por el gobierno británico sin la celebración de un juicio.

Nuestro paseo por la ciudad fue breve, ya que teníamos un largo camino hasta el parque de Conemara. Nos limitamos a recorrer las murallas de la ciudad, que fueron creadas en el año 1613 para el asentamiento de la comunidad protestante. En el año 1688, las murallas sufrieron el asedio de los republicanos durante 105 días, lo que convirtió a la ciudad, en un símbolo de la resistencia de los protestantes del Ulster.

Antes de abandonar Derry, o Londonderry, también visitamos el Free Derry Corner en el barrio de Bogside, un monolito recordatorio del sufrimiento en los años de The Troubles. La barriada fue conocida como el “Free Derry”, debido a que ésta, era patrullada diariamente por voluntarios del IRA, quedando fuera de control policial y del ejército británico. Sus murales también a día de hoy, son reflejo del terror durante los años pasados.

Antes de llegar al Parque Nacional de Connemara hicimos dos breves paradas, una de ellas en la ciudad de Donegal, ubicado ya en la República de Irlanda. Nos gustó mucho el castillo de la ciudad, encaramado junto a un meandro del río Eske, y el paseo por el encantador sendero llamado Bank Walk. El camino de 1,5 km, atraviesa una frondosa zona boscosa, en cuyos troncos de los árboles los niños de la ciudad tallan puertas para las hadas y buzones para dejar sus cartas.

La segunda parada, fue simplemente para fotografiar la Abadía de Kylemore. El excepcional entorno donde se ubica el templo, que fue construido para un ricachón empresario británico, hace que se haya convertido en uno de los lugares más fotografiados en todo el país.

El acceso al Parque Nacional de Connemara, se encuentra ubicada en la carretera N59 junto al pueblo de Letterfrack. Su acceso es gratuito y en él, se hallan indicadas cuatro rutas de senderismo señalizadas, que discurren por las inmediaciones de la colina del Diamnd Hill. Las rutas de color verde y amarillo (0,5 y 1,5 km) rodean la zona de servicios del parque. Nosotros completamos el sendero azul (3 km), que asciende hasta un mirador con bonitas vistas hacia la bahía de Clifden. Para ascender hasta la cima del Diamond Hill, hay que tomar el sendero color rojo, que comienza justo en el mirador (ida y vuelta 3,7 km desde el punto de observación).

Aprovechando las elevadas horas de sol, después de visitar el parque completamos los aproximadamente 15 km de la Sky Road. La ruta panorámica recorre los acantilados de la península, con bonitas vistas hacia los islotes más occidentales de Connemara. Dormimos ya en la ciudad de Galway, donde habíamos reservados dos noches en el Travelodge Galway.

 

Los acantilados de Moher, junto a la ruta de la Causeway Coast, los consideramos como los imperdibles de los imperdibles en cualquier ruta por la isla esmeralda. No en vano, hablamos del lugar que más visitas recibe en todo el país.

Los 214 metros de roca vertical cañoneados por la fuerza del océano Atlántico, no dejan indiferente a nadie. Hay un centro de visitantes, y un camino adaptado de 1,5 km protegido que impide acercarse al borde del acantilado, y que cuenta con varias plataformas de observación. No podría negar la lástima que sentí, al ver como la mano del hombre se hacía tan manifiesto en lugar como éste. Al norte de la torre O´Brien, hay un sendero salvaje que bordea los precipicios sin protección, lo que permite disfrutar de una experiencia infinitamente menos artificial.

El acceso a los acantilados es gratuito, aunque hay que pagar por aparcar (6 € por persona precios marzo de 2019).

Bien a la ida desde la ciudad de Galway, o bien al regreso, hay algunas paradas interesante que hacer. Con la finalidad de evitar aglomeraciones, recomendamos visitar los acantilados a primera hora de la mañana, por lo que nosotros, vimos estos lugares al regresar.

  • Kilfenora: sus ruinas, que datan del año 1189, se convirtieron en un importante lugar de peregrinaje en la antigüedad. Además del cementerio con los tradicionales símbolos celtas, en la sala del tejado acristalado, hay tres cruces gigantescas con inscripciones de 800 años de historia.
  • Dolmen de Poulnabrone: cuenta con 5000 años de antigüedad. Durante sus excavaciones, se encontraron los restos humanos de 21 personas que fueron allí enterradas. El dolmen se encontraba repleto de fotógrafos esperando a tomar la instantánea perfecta.
  • Castillo de Dungaire: se halla en la misma carretera N67 entre Galway y los acantilados de Moher, en un privilegiado emplazamiento junto a la bahía de Galway.

Al medio día regresamos a Galway, para vivir por la tarde el ambiente de la ciudad. Antiguo puerto pesquero, en la actualidad se trata de una urbe folclórica, divertida y jovial. Hay varios lugares de interés, las murallas de Spanish Arch, el mercado de la ciudad, la catedral de Galway o el castillo de Lynch. Pero más que para ver, Galway es una ciudad para sentir

Desde la plaza Eyre, conocida también como Kennedy Park en recordatorio a la visita de JFK en 1963 a la ciudad, High St desciende hasta la bahía, sumergida en una concentrada atmósfera de pubs, músicos ambulantes y artistas callejeros. Si no se dispone de un día completo para conocer Galway, recomendamos visitarla durante la tarde noche. Particularmente me enamoró, podría haber pasado varios días completos hechizado por su ambiente tradicional, y con una pinta de Guiness en mano al calor de sus pubs.

 

SEGURO DE VIAJE PARA VIAJAR A IRLANDA

Éstas son nuestras recomendaciones para que contrates tu seguro de viajes

Para viajar de forma segura fuera a cualquier país extranjero, incluido la Unión Europea, es fundamental contratar un buen seguro de viajes que te cubra por retrasos, cancelaciones, robos, accidente o enfermedad. Dada su fiabilidad, buen precio y pronta respuesta, nosotros siempre recomendamos hacerlo con Seguros Inter Mundial.

En Inter Mundial disponen de diferentes planes, pudiendo escoger el que más se adapte a tus necesidades. Además, si viajas de manera frecuente, disponen de una modalidad que cubre todos los viajes de hasta 60 días que hagas durante un año.

También puedes contratar el seguro a través de nuestros enlaces, y así favorecer de un 20 % de descuento usando el código promocional BLOGGERIM

De camino a la península de Iveragh, hicimos una breve parada en el que para algunos, se trata del pueblo más bonito de Irlanda. Famoso por sus casitas cubiertas por tejados de paja, en un par de horas es posible hacer un recorrido por lugares más interesantes que ver en Adare.

Los 179 km de la King of Kerry Road (Anillo de Kerry), para muchos esconde algunos de lo más bellos paisajes del sur de Irlanda. Se puede recorrer la península en un solo día, incluso en menos. Sin embargo nosotros recomendamos un par de días, para poder disfrutar plenamente de sus paisajes y poderlos explorar a bien fondo.

Además, se puede aprovechar para recorrer la variante del anillo de Skellig y la isla de Valentia, o visitar el Parque Nacional de Kilarney, el cual decidimos dejar para el día posterior. Nuestras paradas en el anillo de Kerry:

  • Kells: una pequeña aldea, engullida por una bahía y un hermoso bosque de robles.
  • Cahersiveen: a orillas del río Fertha, se trata del lugar donde nació el libertador O´Conell. Al norte del pueblo, además del castillo de Ballycarbery, se pueden visitar los restos de dos antiguas fortalezas de piedra que datan del siglo IX.
  • Anillo de Skellig: tomando la variante de la Skellig Road a pocos kilómetros de Cahersiveen, se llega hasta Valentia Harvour, donde embarcamos en ferry hasta la aldea de Knightstown, único lugar poblado en la isla de Valentia. Hicimos también parada en Portmagee y el castillo McCarthy, en la aldea de Ballinskelligs. Desde el cinturón que abarca los acantilados del oeste de Iveragh, hay una espectaculares vistas hacia los misteriosos islotes Skellig, famosos en otros motivos, por el rodaje de la Guerra de Galaxias.
  • Waterville: pintoresco y relajado sobre un lecho de arena blanca en la bahía de Ballinskelligs, es famoso por ser el lugar donde acostumbró a veranear el mítico Charlie Chaplin.
  • Caherdaniel: una pequeña aldea engastada en el Parque Nacional Derryname. Se nos hizo de noche y no lo pudimos conocer a fondo.

Regresamos hasta la ciudad de Kilarney, al haber reservado en el Killarney International Hostel. De tener que planificar de nuevo nuestro itinerario, pensaríamos en hacer noche en Waterville o Caherdaniel. Te explicamos todo lo que ver en nuestro artículo del anillo de Kerry.

Tuvimos que regresar al sur de la península de Iveragh para visitar Kenabne, última parada del anillo de Kerry, considerado uno de los pueblos más bonitos en todo el condado.

Ubicado al noreste de Kenbane, consideramos de indudable visitar el Parque Nacional de Kilarney. Sus lagos y los espesos bosques de robles y tejos, nos brindaron algunos de los mejores paisajes en nuestro viaje. Paradas en Kilarney:

  • Castillo de Ross: una bonita fortaleza alzada junto al lago más grande del parque.
  • Abadía de Muckross: las ruinas de un antiguo monasterio, rodeadas por cementerios con simbología celtas.
  • Cascada de Torc: un bonito paseo por el bosque nos llevó a esta bonita cascada oculta entre la maleza.
  • Ledies View: preciosas vistas hacia los lagos del parque.

De camino a Kilkenny, hicimos una parada no programada en la aldea medieval de Macrrom. Fuera de toda parada turística, nos pareció muy bonita y decidimos visitar el interior de sus muralllas. También merece la pena parar junto a la Roca de Cashel, una impresionante fortaleza del siglo VIII que se eleva sobre una colina color esmeralda. Noche en Kilkenny Glendine Inn.

El rosario de estrechas y oscuras callejuelas de Kilkenny nos sorprendió gratamente. Antes de abandonar la ciudad rumbo a Dublín, dimos un paseo por su soberbio castillo, los jardines de Butler House (frente al castillo), la Abadía de Black y la Catedral de San Canice.

Dublín, sin embargo, puede dar muchísimo de si. Ni de largo la situaría entre las ciudades más hermosas que haya podido conocer, sin embargo, la atmósfera de sus calles repletas de ambiente y pubs nos maravilló. ¡Vaya si nos maravilló!

Como solamente disponíamos de algo menos de un día para conocer la ciudad, optamos por coger un free tour, donde nos mostraron algunos de los lugares más importantes que conocer, en compañía de interesantes explicaciones sobre su historia, algunas leyendas y curiosidades. Visitamos la catedral de Christ Church, St. Patrick, el castillo de Dublín, o lo que queda de él, y caminamos por College St, una de las arterias de la ciudad, donde se ubican algunos importantes edificios de Dublín.

La tarde, decidimos pasarla relajadamente en Temple Bar, jarra de cerveza en mano, disfrutando de la tradicional música en directo dentro del pub. Temple Bar, no solamente es ese bar del que habrás visto cientos de fotografías en internet. Sino también, es el nombre por el que se conoce al bohemio barrio de adoquín, el más conocido en la ciudad de Dublín. Como nuestro vuelo de regreso a Madrid despegaba de madrugada, pasamos la noche en el Travelodge Dublín City Rathmines.

 

DÓNDE RESERVAR MI VEHÍCULO DE ALQUILER

Éstas son nuestras recomendaciones para que reserves tu coche de alquiler

Viajar en coche de alquiler por Irlanda, permite descubrir el país con total libertad, además de ser la opción perfecta para los amantes de la carretera y la naturaleza. De esta manera, ganaremos en tiempo y lo mejor de todo, podremos descubrir lugares intermedios fuera de la ruta habitual.

Nosotros elegimos Auto Europe, quienes están asociados con las más prestigiosas compañías en el sector, asegurando siempre el mejor el precio y un servicio de calidad.

Nuestra experiencia con ellos ha sido siempre excepcional. Una vez realizada la búsqueda inicial, solamente debes escoger la oferta que mejor se adapte a tus necesidades y finalizar la reserva.

 

VUELOS BARATOS A IRLANDA

Compara todas las opciones posibles, y ahorra dinero reservando tu vuelos con el meta buscador de vuelos baratos de Skyscanner

Para ahorrar dinero y encontrar las mejores ofertas, siempre recomendamos utilizar el metabuscador Skyscanner. Accede tu también al buscador de vuelos baratos a través de nuestros enlaces, e introduce los aeropuertos de origen y de destino. Indica también las fechas previstas para tu viaje, o selecciona el mes que deseas viajar para que realice una búsqueda general de todos los días del mes.

La inmensa mayoría de vuelos internacionales a Irlanda operan desde Dublín. Aunque también a otros aeropuertos importantes en Belfast, Derry, Cork o Shannon.

Skyscanner rastreará todas las opciones posibles en la red. Selecciona la que mejor se adapte a tus necesidades en función del horario de salida, aeropuerto de escala, precio o duración del vuelo, y el buscador te mostrará un listado con todas las ofertas disponibles para esa opción.

Selecciona la oferta más interesante, y el buscador te redireccionará a la web de la agencia o la propia compañía para que puedas completar tu reserva.

¡Ayúdanos a crecer!

Si adquieres algunos de los servicios que recomendamos a través de nuestros enlaces recibiremos alguna pequeña comisión a cambio. El precio para ti es el mismo que si los adquirieses de otra manera, excepto donde indicamos que incluye algún pequeño descuento para ti. Esta pequeña comisión, nos permite seguir publicando contenido de calidad, para que podáis continuar organizando vuestros viajes de manera sencilla y divertida.

 

  • consejos y guia para visitar los acantilados de moher en irlanda
    GUÍA COMPLETA PARA VISITAR LOS ACANTILADOS DE MOHER

    Con unos 300 millones de años desde los inicios de su formación, los acantilados de Moher son el destino número uno en todo el país. Te presentamos la guía completa de consejos imprescindibles, para que puedas disfrutar al máximo de tu visita.

  • que ver en el anillo de kerry
    QUÉ VER EN EL ANILLO DE KERRY, LEYENDAS CELTAS Y PAISAJES DE ENSUEÑO

    Castillos, playas de arena blanca, acantilados, bosques color esmeralda, leyendas de origen celta, fortalezas medievales, misteriosos islotes entre ocultos en el horizonte. El anillo de Kerry, aguarda de manera enigmática algunos de los mejores paisajes de Irlanda, nosotros te los queremos mostrar.

  • que ver un dia en belfast
    QUÉ VER EN 1 DÍA EN BELFAST, THE TROUBLES Y SUS CICATRICES

    20 años después, los muros que separan algunos de los barrios católicos y protestantes de la ciudad de Belfast, siguen siendo igual de altos que en el pasado. Recorremos las calles, su escalofriante historia y los murales de la West Belfast, cicatrices de un conflicto latente que aún se trata de resolver.

  • ruta por la causeway coast calzada del gigante irlanda del norte
    QUÉ VER EN LA CALZADA DEL GIGANTE Y LA CAUSEWAY COAST

    La costa más septentrional de Irlanda del Norte, es posiblemente uno de lugares de más bella factura en la isla de Irlanda. En ella encontramos fortalezas medievales, vertiginosos acantilados, algunos de los más famosos escenarios de Juego de Tronos y por su puesto, la famosa Calzada del Gigante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Juan J. Arroyo
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@pasaportenomada.es.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.