que ver en la calzada del gigante y la causeway coast

 

 

Tras nuestro primer día en Belfast, el propósito era viajar hasta el norte del país para vernos de cara con la Causeway Coast, y como no, con uno de loa lugares más visitados en toda la isla, la famosa Calzada del Gigante (Giant,s Causeway).

La Causeway Coast, es el tramo de litoral más septentrional de Irlanda del Norte, que ocupa parte de los condados de Antrim y Londonderry. En este lugar, la costa es ultrajada por enormes acantilados, extrañas formaciones rocosas y playas cubiertas por marañas de algas, arrastradas por los fuertes oleajes del Atlántico Norte. Su clima hostil, también ha servido para que el paso del tiempo, profane las viejas fortalezas medievales cuyos esqueletos de piedra, aún languidecen aupados sobre los promontorios que vigían el horizonte.

Además, con sus más de 40.000 columnas de basalto mermadas por la erosión, la Causeway evidencia el origen volcánico de la isla esmeralda, que germinó 60 millones de años atrás, y que es puesto en duda por las antiguas leyendas de gigantes que vagan sobre sus acantilados. De manera cierta, la Causeway Coast es uno de los paisajes más exquisitos de Irlanda, un lugar de indudable visita para cualquier amante de la naturaleza.

 

 

El viento arrecia de manera persistente al amanecer, lo que pone en duda si podremos visitar todos los lugares programados para hoy. Decidimos pasar la noche en Ballycastle, una pequeña aldea de 5.000 habitantes, que se halla ubicada en el extremo este de la Causeway Coast, lugar desde donde la comenzaremos a recorrer.

La aldea portuaria, más allá de ser el lugar desde donde zarpan los ferris a la isla de Tahlin, tiene poco más que visitar. Aún así, nos acercamos al muelle para tomar un café y fotografiar el puerto desde un mirador.

 

puerto de la ciudad de ballycastle en la causeway coast

 

A 14 kilómetros de Ballyscastle se encuentra Dark Hedges, un lugar fotogénico donde los haya. Nada más a parte de un par de hileras de hayas entrelazadas, que fueron plantadas por los Stuart, una aristocrática familia en el siglo XVIII, con el propósito de impresionar a los visitantes que se dirigían a su mansión. El efecto túnel cuando se fija la mirada hacia el final de la carretera es espectacular, sobre todo en primavera, cuando el camino es mucho más frondoso.

No es de extrañar que 200 años después, este sombrío lugar sea uno de los más fotografiados en toda la isla, y que además, haya servido como telón de fondo para algunas de las escenas de la conocida serie Juego de Tronos. Para los apasionados de tan exitosa novela, hay disponible un tour guiado de dos días por Irlanda del Norte, donde se visitan algunos de los más populares lugares de la conocidísima serie televisiva.

 

dark hedges juego de tronos en irlanda del norte

 

DÓNDE DORMIR EN BALLYCASTLE

Éstas son nuestras recomendaciones para que te alojes en la ciudad

Nosotros nos alojamos en J and J Guest House, y si algún día regresásemos a Ballycastle, volveríamos a reservar en este lugar. Se encuentra ubicado a las afueras de la ciudad, dispone de aparcamiento privado, y se trata de un impresionante chalé residencial regentado por una simpática familia de ancianos.

Disponen de habitaciones amplias para dos o tres personas y baño privado. En la planta baja, hay un salón donde poder compartir experiencias con otros viajeros, zona wifi, y sirven menús dietéticos y desayunos bajo petición.

Los precios son razonablemente baratos, nuestra habitación triple en el mes de abril rondó aproximadamente los 75 euros. En apenas 5 minutos en coche llegamos al puerto de Ballycastle y en 15 minutos a la Kingsroad, donde se encuentra Dark Hedges.

 

j and j guest house en ballycastle

A 5 kilómetros de Ballycastle, se encuentra el desdibujado castillo de Kinbane. No por la ruinosa edificación en sí, sino por el bello paraje azotado por el fuerte oleaje donde se halla, de todos los castillos que conocimos fue posiblemente el que más nos impresionó.

El acceso es gratuito, y se halla precedido por un aparcamiento de grava, desde donde hay que bajar 140 escalones para aproximarse al promontorio calizo, sobre el cual se alza la fortificación. Desde el resbaladizo sendero, las vistas también alcanzan a los acantilados próximos, la isla de Tahlin, incluso hasta la costa oeste de Escocia.

 

acantilados cerca del castillo de kinbane en la causeway coast

 

El castillo, o para ser más correcto las ruinas de este castillo, se hallan en un lugar intensamente castigado por el viento y la fuerza del mar. Su espectacular y agreste alrededor, es un compendio de acantilados basálticos, abismos escarpados, cuevas marinas y prominentes e insólitas formaciones calizas, producto de la fuerte erosión.

Kinbane, fue construido en 1547 por Colla MacDonell, quien 11 años después fallecería entre sus muros. El castillo estuvo habitado hasta el siglo XVII, y en 1555, tras el asedio de los ingleses, se vio sometido a un severo proceso de reconstrucción. Hoy, además del maravilloso paisaje que lo rodea, solamente podemos disfrutar de la lúgubre silueta que describe su esqueleto, único vestigio de lo que en su día, supuso una estratégica fortaleza medieval.

 

que ver en el vastillo de kinbane

 

castillo de kinbane

 

formaciones rocosas en kinbane

 

La carretera que recorre la Causeway Coast, se encuentra perfectamente señalizada, por lo que es muy sencillo continuar por ella y nos desviarse de manera equivocada. En una curva cerrada con forma de herradura, tomamos el desvío que reza Carrick-a-Rede Rope, para estacionar en un aparcamiento y tomar el sendero pedestre de un kilómetro, que conduce hasta uno de los puentes colgantes más conocidos de Europa.

 

barca en el camino que conduce al puente carrick-a-rede rope

 

El fortísimo viento, arrastra con energía las finas gotas de lluvia que como alfileres, se incrustan en nuestro semblante. A su vez, el zumbido del vendaval enmascara el crujir de los listones de madera de la pasarela colgante, que por desgracia, solamente podremos ver desde la distancia.

A día de hoy, cruzar el puente es una práctica más que segura, habiéndose convertido en una de las experiencias más reclamadas para quienes viajan por el norte de Irlanda. Pero desafortunadamente, y como era de suponer, el temporal ha obligado a cerrar el puente colgante de 20 metros de longitud, que salva el abismo entre los acantilados y el islote de Carrick-a-Rede.

 

 

Años atrás, el puente constituyó un medio de subsistencia para poder cruzar hasta el islote, por ser el mejor lugar para la pesca del salmón. Posteriormente en los años 70, la pasarela fue reconstruida ya que solamente disponía de un pasamanos y faltaban varios tablones, lo que entrañaba un riesgo considerable. Hoy, atravesarlo solamente supone una descarga de adrenalina, suscitada por el balanceo en un precipicio de 30 metros de altura sobre la turbulenta espuma del mar.

Para poder cruzar la pasarela, es necesario pagar una entrada de 7£ , 3,50£ para los menores (precios de 2019). Estamos completamente seguros de que hubiese merecido la pena.

 

Otro imperdible desvío en la Causeway Coast, es que tomamos en dirección a la pequeña aldea de Ballintoy, donde se halla otro espectacular escenario de la serie Juego de Tronos. Este lugar, es conocido entre los seguidores de la serie como el Puerto Noble de las Islas de Hierro.

 

iglesia de ballintoy en la causeway coast

 

Una vez en la iglesia del pueblo, el camino obliga a girar a la derecha para descender de manera sinuosa por una estrecha carretera, la cual parece no conducir a ningún lugar. Nada más lejos de la realidad, se llega hasta el puerto de Ballintoy, donde en el aparcamiento, unos paneles informativos recrean las diferentes escenas de Juego de Tronos que se rodaron en este lugar.

No es de extrañar que este antiguo puerto pesquero, haya servido como decorado para su rodaje. Ballintoy es un lugar espectacular, sobre todo si tienes la fortuna de caminar bajo una fuerte tempestad, mientras el zumbido del viento se confunde con el estruendo del mar al impactar con el basalto renegrido. Junto al aparcamiento, también se halla un restaurado caserón de piedra, que en sus tiempos sirvió como horno de cal.

 

puerto de ballintoy en causeway coast

 

puerto de ballintoy en irlanda del norte

 

acantilados de basalto en el puerto de ballintoy

 

Pero una parada en el puerto de Ballintoy, no solamente debe suponer echar un vistazo a los alrededores de este antiguo muelle y el horno de cal. En las inmediaciones de este impactante lugar, hay otros bellos rincones que podemos encontrar. Por ejemplo junto al muelle, si nos orientamos en dirección al mar, a mano izquierda hay unos túneles de lava encharcados, que han sido tallados de forma natural.

 

tunel de lava en ballintoy

 

Más allá de las cuevas, junto a un albergue que se encuentra en el extremo oeste del puerto, se puede tomar un empantanado sendero que, de forma paralela a la orilla, discurre muy próximo a extrañas formaciones de basalto.

El camino, no es sino la prolongación de un sendero señalizado de 16,5 kilómetros, que comienza en el aparcamiento del puente colgante Carrick-a.Rede Rope y finaliza en la Calzada del Gigante. Se trata de una excelente alternativa si se dipone del tiempo suficiente, aunque hay que tener en cuenta que en ciertos tramos, el camino puede encontrarse cortado por las mareas. Aquí, puedes encontrar información completa del itinerario y descargar el mapa de la ruta de senderismo.

 

formaciones de basalto en ahia de white park

 

bahia white park causeway coast

 

Pero tampoco hay que conformarse con las primeras vistas hacia el embravecido paisaje, esta parada, aún puede dar muchísimo más de sí. Más allá, el camino continúa en dirección bahía de White Park, hasta llegar a una intrincada franja de esculturas rocosas, donde se halla una curiosa formación asemejada a la silueta de un elefante. Por ello, la llamativa montaña de piedra es conocida como La Roca del Elefante.

 

vistas hacia als formaciones rocosas de white park en la causeway coast

 

arco rocoso en bahia white park causeway coast

 

 

la roca del elefante irlanda dle norte

 

La ruta continúa en sentido oeste hasta la pequeña aldea de Dunseverik. A lo largo del trayecto, hay diferentes lugares para asomarse desde el acantilado, y poder echar la vista atrás hacia la lengua arenosa de White Park, en cuyo extremo occidental, se halla encajonado el diminuto puerto de Portbradden. La Causeway, Coast, no deja sorprender con paisajes en todas sus formas y de todo los colores posibles.

 

playa arenosa en la bahia de white park

 

En Dunseverik, a lomos de un desolado promontorio, aún se alza el esqueleto de la torre del castillo de Dunseverik, últimos vestigios palpables después de su destrucción por el ejército escocés en 1642.

Existe un pozo en el promontorio, que recibe el nombre de San Patricio. Y es que el actual patrón de la República de Irlanda, visitó en diferentes ocasiones la localidad de Dunseverik para bautizar entre muchos otros, a quien posteriormente se convirtió en Obspo de Irlanda. Según mencionan, la piedra bautismal y el asiento que utilizó, fueron arrojados al fondo del mar.

 

castillo de dunseverik en la causeway coast

 

Unos metro antes de alcanzar el promontorio desde donde se elevan las ruinas del castillo, un desvío a mano derecha, conduce hasta la bonita cascada de Dunseverik, la cual se precipita directamente en el mar. Nosotros no la pudimos visitar, pero solamente hay que ver la fotografía que un amigo pudo tomar unos días después.

 

cascada de dunseverik

 

SEGURO DE VIAJE PARA VIAJAR A IRLANDA

Éstas son nuestras recomendaciones para que contrates tu seguro de viajes

Para viajar de forma segura fuera a cualquier país extranjero, incluido la Unión Europea, es fundamental contratar un buen seguro de viajes que te cubra por retrasos, cancelaciones, robos, accidente o enfermedad. Dada su fiabilidad, buen precio y pronta respuesta, nosotros siempre recomendamos hacerlo con Seguros Inter Mundial.

En Inter Mundial disponen de diferentes planes, pudiendo escoger el que más se adapte a tus necesidades. Además, si viajas de manera frecuente, disponen de una modalidad que cubre todos los viajes de hasta 60 días que hagas durante un año.

También puedes contratar el seguro a través de nuestros enlaces, y así favorecer de un 20 % de descuento usando el código promocional BLOGGERIM

Y ya por fin, alcanzamos la tan prestigiosa y conocida Calzada del Gigante. Las más de 40.000 columnas de basalto que la componen, fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1986, y son objeto de numerosas portadas de revistas y folletos turísticos.

Sin que pueda caber la más mínima de las incertidumbres, la Calzada del Gigante constituye la imagen más ampliamente reconocida en la Causeway Coast. Se trata del lugar más visitado en Irlanda del Norte, y uno de los más distinguidos en toda la isla, incluso en el conjunto de Europa. Por ello, sigue leyendo con atención, para que puedas exprimir al máximo tu visita a este lugar.

 

que ver en la calzada del gigante

 

Los orígenes de la Calzada del Gigante, se remontan a diferentes erupciones que tuvieron lugar en un cráter cercano hace aproximadamente 60 millones de años, lo que en términos geológicos, coincide con los años posteriores a la formación de la Isla de Irlanda, también conocida hoy por el intenso color verde de sus praderas como Isla Esmeralda.

Las columnas de basalto que aquí pudimos encontrar, son muy similares a las que vimos en nuestro viaje de 10 días por Islandia en caravana. Se trata de una serie de formaciones hexagonales, muy comunes y fáciles de encontrar en algunos lugares, donde se han desarrollado erupciones volcánicas con un enfriamiento inmediato de la lava expulsada. A medida que el basalto va formándose, disminuye su volumen teniendo lugar estas formaciones prismáticas, cuya separación compensa la disminución de su volumen. Después, los efectos erosivos actúan primeramente sobre las rocas de alrededor, debido a que el basalto es de una resistencia mucho mayor, quedando al descubierto las mencionadas columnas.

Hace millones de años, el lugar por donde hoy podemos caminar a ras de la orilla, se elevaba cientos de metros en posición vertical. Los fuertes vientos del norte y el intenso oleaje del mar, hizo que los acantilados se resquebrajasen, deprendiéndose con el paso del tiempo y dando origen a este fascinante paisaje, del que en el día de hoy somos testigos.

 

que ver en la calzada del gigante irlanda del norte

 

calzada del gigante en causeway coast irlanda del norte

 

columnas de basalto en la calzada del gigante irlanda

 

detalle de las columnas de basalto en la calzada del gigante

 

La Calzada del gigante y la leyenda irlandesa

Pero nada de lo anteriormente escrito, resulta del todo cierto para un irlandés. Las explicaciones científicas siempre son puestas en entredicho en la isla de Irlanda, y como no podría ser de otra manera, hay versiones contra puestas acerca de los orígenes de este insólito lugar.

Cuenta la leyenda irlandesa, que las profundidades de las colinas cercanas eran habitadas por un gigante irlandés llamado Fionn. Un poco más al norte, en la isla escocesa de Staffa, habitaba un gigante de mucho mayor tamaño, Bennandoner. Ambos, se encontraban habitualmente enfadados entre sí.

Con motivo de sus continuas disputas, ambos se lanzaban rocas el uno al otro, por lo que finalmente, las rocas arrojadas formaron una pasarela por donde el gigante escoces, logró cruzar hasta la costa de Irlanda en busca del gigante irlandés.

Una vez Fionn fue consciente de la envergadura de Bennandoner, mucho mayor que la suya, huyó a toda prisa para refugiarse en su guarida. Su esposa, Oonagh, tuvo una ingeniosa idea, por lo que disfrazó a Fionn de bebé. Cuando el gigante escocés le vio disfrazado de bebé, pensó en el inmenso tamaño que su papá debería tener. Por ello, atemorizado, huyó del lugar y nunca jamás se obtuvo noticia de él.

Pero una vez conocidas ambas versiones sobre los orígenes de este lugar, centrémonos en disfrutar de su estrafalario paisaje. Algunos quienes lo visitan, se limitan exclusivamente a caminar sobre sus resbaladizas y anegadas peanas. Pero hay algunos lugares próximos, donde también podremos encontrar paisajes dignos de conocer.

El sendero que conduce desde centro de interpretación hasta la propia calzada, cruza a través de un estrecho pasillo natural hasta la bahía de Port Noffer, que es flanqueada por un enorme acantilado. Justo aquí, encontramos varias columnas de basalto perfectamente resguardadas del viento y la acción del mar. Por ello, estas columnas se elevan varios metros de altura, lo que permite hacernos una ligera idea, de como podría ser este lugar varios cientos de miles de años atrás, antes de que los acantilados se resquebrajasen por la erosión.

 

acantilado de columnas de basalto en la calzada del gigante

 

acantilado de columnas de basalto en la calzada del gigante

 

El camino, que no es otro que el mismo que el mismo comienza en Carrick-a-Rede Rope y atraviesa la bahía de White Park, continúa en sentido este atravesando la bahía. Después, asciende de manera ligera hacia el mirador de Anphitheatre, con impresionantes vistas hacia unas formaciones rocosas, que despuntan elevándose sobre el fuerte oleaje.

A mitad de subida, se halla tallado sobre la roca vertical, un espectacular repertorio de columnas basálticas, las cuales parecen resultar el organillo gigante de una iglesia. Por este motivo, la pila de columnas es conocida como el órgano del Gigante.

 

acantilados proximos a la calzada del gigante

 

acantilados en la calzada del gigante causeway coast

 

mirador anphitheatre calzada del gigante

 

organo del gigante en causeway coast

 

Para regresar hacia el centro de visitantes, merece al pena ascender por la hilera de escalerillas que ascienden hacia la parte superior del acantilado, desde donde también es posible regresar a la zona de aparcamiento. Una vez en la cima, el camino señalizado regresa bordeando el precipicio con unas espectaculares vistas hacia la bahía y el mirador del Anphitheatre.

 

calzada del gigante en la causeway coast

 

Consejos para visitar la Calzada del Gigante

Cómo llegar a la Calzada del Gigante

  • En coche propio o de alquiler: sin duda, se trata de la más cómoda de las maneras para explorar la Causeway Coast y como no, para llegar hasta la Calzada del Gigante. El lugar, se encuentra ubicado en la B147 Causeway Road, a unos 3 km de Bushmills, 17 km de Coleraine y 21 km de Ballycastle. Aquí, puedes reservar tu coche de alquiler en Irlanda para ir hasta la Calzada.
  • En autobús: Antrim Coaster y Causeway Rambler, prestan servicios en temporada alta, no solamente hasta la Calzada del Gigante, sino también a lo largo de toda la Causeway Coast. El autobús nº 172, durante todo el año conecta la Calzada con las localidades de Ballycastle, Coleraine y Bushmills. Puedes consultar la web de translik para verificar los trayectos. También hay un autocar gratuito desde Bushmills Visitor Information Centre (3 km), aunque pese a ser gratis, es necesario comprar la entrada para el Giant,s Causeway Visitor Experience. Este servicio funciona entre las 9:00 y las 16:00 con una frecuencia de 20 minutos.
  • En tren: es posible llegar a la Calzada en tren desde Belfast o Londonderry hasta la localidad de Coleraine, y desde aquí, tomar el Ulsterbus Service 172.
  • A pie: una ruta de senderismo de 16,5 kilómetros, recorre la Causeway Coast a través de sus playas acantilados desde la localidad de Ballycastle, hasta la propia Calzada del Gigante. Aquí, puedes encontrar un mapa del itinerario e información práctica por si deseas hacer esta ruta.

 

Cómo evitar pagar en la Calzada del Gigante

Por mucho que traten de hacerte el lío cuando llegues en coche, el acceso a la Calzada del Gigante es GRATIS. Por tanto, si no pagas para acceder a los acantilados, no estás haciendo absolutamente nada ilegal. Alrededor de algunos de los parajes naturales más visitados de Irlanda, deambula una doble moral acerca del cobro para su acceso.

¿Cómo cobrar una entrada para acceder a un lugar obra de la naturaleza, Donde ni siquiera es necesario invertir para su mantenimiento?. No resulta ético ni moral, pero de manera evidente, un lugar que recibe cientos de miles de visitantes al años, puede convertirse en una buena fuente de ingresos para el Gobierno. El acceso es como digo gratis, pero para justificar las 12,50 £ o 6,26 £ para menores de edad (precios en abril de 2019) que cobran por aparcar, junto a la Calzada del Gigante han erigido el Giant,s Causeway Visitor Experience.

El centro, acoge un centro de información turística, una tienda y una cafetería. En una pantalla gigante, reproducen un cortometraje con explicaciones acerca de la formación geológica del lugar y el precio de acceso, incluye también una audio guía en diferentes idiomas para visitar los acantilados. El mero uso del parking, obliga a pagar la entrada de acceso al centro.

Por tanto, si deseas evitar pagar por aparcar, a 50 metros en dirección este hay otra zona de aparcamiento que es completamente gratuita. Desde aquí, es posible caminar hasta la misma base de los acantilados.

 

El mejor momento para visitar la Calzada del Gigante

No hay que olvidar, que la visita a la Calzada del Gigante es uno de los Best Seller a nivel mundial, por lo que las horas centrales del día pueden convertirse en un hervidero de visitantes. La mejor hora para evitar aglomeraciones, es visitarla a primera hora de la mañana. Recuerda que no es necesario esperar a que abran el centro de visitantes para acceder a los acantilados.

Nosotros, la visitamos a la hora del atardecer, otro de los mejores momentos para conocerla. Con suerte y si los cielos se encuentra no muy nublados, los atardeceres desde la Calzada del Gigante, según mencionan pueden ser espectaculares.

 

Alojarnos en la Calzada del Gigante

Otra fantástica idea, es alojarse en el Hotel Causeway, ubicado junto al centro de visitantes de la Calzada del Gigante. Dispone de aparcamiento privado y habitaciones dobles, triples y familiares. Es una opción algo más cara, pero la verdad que el hotel tiene un excelentes comentarios en booking.

 

No tengas prisa y ojo con los resbalones

En algunos lugares, podrás leer que la visita se puede llevar acabo en una hora incluso en menos tiempo. ¡Ni en broma!. Desde el centro de visitantes, hay que caminar colina abajo durante 15 minutos para llegar a la primera lengua de columnas de basalto. Si una vez aquí te limitas a echar cuatro fotos, desde luego en una hora habrás podido finalizar la visita.

Pero la realidad, es que la calzada puede dar muchísimo más de sí. Hay dos senderos señalizados, uno de color azul, que llega hasta la bahía de Port Noffer, donde comienza el sendero color rojo que finaliza en el mirador de Amphitheatre. Desde aquí, se puede retroceder por el mismo sendero, y tomar la bifurcación de la izquierda que sube a través de unas escalerillas, para regresar hasta el inicio por la parte superior de los acantilados.

Por cierto, mucho cuidado con los resbalones. Las peanas por donde caminamos sobre las columnas de basalto se hallan siempre encharcadas. Ello y el fuerte viento, puede ocasionarnos alguna desagradable caída, sobre todo si nos encontramos en el borde del mar.

 

mapa de las rutas en la calzada del gigante

La siguiente y última parada que hicimos en la Causeway Coast, fue junto a una de las ruinas del castillo mejor conservado que encontramos en el recorrido, los restos del castillo de Dunluce.

De camino, se atraviesa la pequeña localidad de Bushmills, la más cercana a la Calzada del Gigante. Para los amantes del whisky, de parada obligada es la Old Bushmills Distillery. Además de para la cata y observación de envejecimiento de uno de los mejores whiskys del país, aquí es posible conocer la destilería más antigua del mundo, tras ser concedida la licencia en el año 1608 por el rey Jacobo I.

Desafotunadamente, el fuerte temporal también hizo que nos encontrásemos cerrado el acceso a las ruinas de Dunluce, por lo que nos tuvimos que conformar con observarlo desde al zona del aparcamiento.

El castillo, fue considerado uno de los más impresionantes mientras éste se mantuvo en pie. Fue construido justo en el borde de un despeñadero de basalto, y como no podría ser de otra manera, también ha servido como decorado para algunas de las escenas de la serie Juego de Tronos. Concretamente, en él reconocerán los seguidores de la serie el castillo de los Greyjoy en Pyke en las Islas del Hierro.

 

GET YOUR GUIDE

Dunluce fue construido en el siglo XII por Richard de Burgh, segundo conde de Ulster, y durante los siglos XVI y XVII, en él se alojaron la familia MacDonell. Como curiosidad, en 1639 un barco de la armada española se hundió en las rocas de sus alrededores durante una tormenta, lo que hizo que se dañaran los cimientos del edificio, y parte del castillo incluida la cocina, se precipitó al mar junto a los sirviente de esa noche.

 

castillo de dunluce causeway coast

 

DÓNDE RESERVAR MI VEHÍCULO DE ALQUILER

Éstas son nuestras recomendaciones para que reserves tu coche de alquiler

Viajar en coche de alquiler por Irlanda, permite descubrir el país con total libertad, además de ser la opción perfecta para los amantes de la carretera y la naturaleza. De esta manera, ganaremos en tiempo y lo mejor de todo, podremos descubrir lugares intermedios fuera de la ruta habitual.

Nosotros elegimos Auto Europe, quien trabaja con las más prestigiosas compañías del sector, asegurando siempre el mejor el precio y un servicio de calidad.

Nuestra experiencia con ellos ha sido siempre excepcional. Una vez realizada la búsqueda inicial, solamente debes escoger la oferta que mejor se adapte a tus necesidades y finalizar la reserva.

 

VUELOS BARATOS A IRLANDA

Compara todas las opciones posibles, y ahorra dinero reservando tu vuelos con el meta buscador de vuelos baratos de Skyscanner

Para ahorrar dinero y encontrar las mejores ofertas, siempre recomendamos utilizar el metabuscador Skyscanner. Accede tu también al buscador de vuelos baratos a través de nuestros enlaces, e introduce los aeropuertos de origen y de destino. Indica también las fechas previstas para tu viaje, o selecciona el mes que deseas viajar para que realice una búsqueda general de todos los días del mes.

Aunque los aeropuertos más cercanos a la Causewat Coast sean los de Belfast o Londonderry, lo más frecuente es hacerlo hasta Dublín, donde operan la mayoría de compañías aéreas desde cualquier capital de Europa.

Skyscanner rastreará todas las opciones posibles en la red. Selecciona la que mejor se adapte a tus necesidades en función del horario de salida, aeropuerto de escala, precio o duración del vuelo, y el buscador te mostrará un listado con todas las ofertas disponibles para esa opción.

Selecciona la oferta más interesante, y el buscador te redireccionará a la web de la agencia o la propia compañía para que puedas completar tu reserva.

¡Ayúdanos a crecer!

Si adquieres algunos de los servicios que recomendamos a través de nuestros enlaces recibiremos alguna pequeña comisión a cambio. El precio para ti es el mismo que si los adquirieses de otra manera, excepto donde indicamos que incluye algún pequeño descuento para ti. Esta pequeña comisión, nos permite seguir publicando contenido de calidad, para que podáis continuar organizando vuestros viajes de manera sencilla y divertida.

 

  • que ver un dia en belfast
    QUÉ VER EN 1 DÍA EN BELFAST, THE TROUBLES Y SUS CICATRICES

    20 años después, los muros que separan algunos de los barrios católicos y protestantes de la ciudad de Belfast, siguen siendo igual de altos que en el pasado. Recorremos las calles, su escalofriante historia y los murales de la West Belfast, cicatrices de un conflicto latente que aún se trata de resolver.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Juan J. Arroyo
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@pasaportenomada.es.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.