guia para visitar el coliseo

GUÍA PARA VISITAR EL COLISEO - LA OBRA MAESTRA DEL IMPERIO ROMANO

  • null

    Pasaporte Nómada

  • 20  MAY  2020
  • 20  MAY  2020

 

Seguramente que el Coliseo romano, sea una de las visitas más esperadas que habrás marcado con asterisco en tu guía para viajar a Roma. Y es que sin lugar a dudas, se trata de uno de los monumentos más impactantes de la antigüedad, así como uno de los más reconocidos y visitados en la actualidad.

Cuando recorremos sus graderíos, entre otras muchas impresiones y sensaciones, retrocederemos en el tiempo hasta los años del lejano imperio donde se celebraban las batallas entre fieras y gladiadiores sobre su arena. Podremos percibir el griterío del púbico enfervorizado e imaginaremos al emperador otorgando el veredicto final.

Sin embargo, para que puedas disfrutar al máximo de tu visita al Coliseo, recomendamos que vayas con parte de la lección bien aprendida, y de antemano conozcas algunas de sus anécdotas y secretos.

Por ello, hemos redactado esta GUÍA PARA VISITAR EL COLISEO, donde además de un montón de recomendaciones que te vendrán de maravilla, vamos a relatar parte de la historia y explicar algunas de las curiosidades de este monumento romano, hoy incluido entre la siete Maravillas del Mundo Moderno. ¡Vamos con ello!

1 - CÓMO LLEGAR AL COLISEO

El Coliseo Romano se encuentran ubicado muy próximo al centro de la ciudad, al este del Foro Romano y de la colina del Palatino, al final de la Via dei Fori Imperiali.

No recomendamos utilizar coche propio para llegar, pues muchas de las calles adyacentes fueron restringidas al tráfico. Una vez nos encontremos en Roma, el mejor modo para llegar al Coliseo es la línea B de metro (color azul) hasta la parada de Colosseo, ubicada en la Via dei Fori Imperiali frente al propio monumento

los autobuses 60, 75, 84, 85, 87, 117, 175, 186, 271, 571, 810 y 850, también hacen parada junto al Coliseo. En el siguiente enlace, puedes consultar y descargar el mapa de transporte público de Roma.

RESERVA TU VUELO A ROMA

Desde el extranjero, el modo más sencillo para llegar a Roma es el avión. Al tratarse de uno de los lugares que mayor número de turistas recibe del Mundo, podremos encontrar infinidad de ofertas y vuelos baratos desde cualquier parte de Europa.

Hay que tener muy presente que Roma cuenta con dos aeropuertos distintos, ambos muy próximos a la ciudad. El más cercano de ellos es el de Ciampino, ubicado unos 20 kilómetros al sureste de Roma. El de Fiumicino, es el que más viajeros recibe en todo el país y se encuentra situado junto a la costa, 30 kilómetros al oeste de la ciudad. En este artículo relacionado te explicamos cómo ir desde ambos aeropuertos al centro de Roma.

Si deseas consultar precios y horarios o reservar tus vuelos a los aeropuertos de Ciampino o Fiumicino, puedes hacerlo usando el buscador Skyscanner a través de nuestros enlaces.

2 - HORARIOS Y CÓMO EVITAR LAS COLAS DE ACCESO

El Coliseo puede visitarse todos los días del año, a excepción de los días 25 de diciembre y 1 de enero. El recinto permanece abierto entre las 8:30 y una hora antes del atardecer. En este enlace puedes consultar los horarios exactos durante todos los días del año.

Sin embargo, para evitar colas de acceso y aglomeraciones, desaconsejamos visitarlo sábados, domingos y el resto de días festivos que podamos prever una gran afluencia de turistas.

El segundo consejo que os vamos a facilitar es que evitéis entrar al Coliseo por la mañana, pues se trata del momento en que más turistas lo visitan. Si también tenéis pensado entrar al Foro Romano y el Palatino en el mismo día, una idea excelente es visitar estos dos lugares por la mañana ya que ambos estarán muchísimo más vacíos, debido a que la mayor parte de los turistas estarán en el Coliseo.

Una vez hayamos salido del foro y el Palatino, optaremos ahora si por entrar en el Coliseo, haciendo coincidir nuestra visita con la hora del almuerzo que es cuando menos turistas encontraremos.

3 - ENTRADAS, DESCUENTOS Y VISITAS GUIADAS

Hay varios tipos de entrada combinada al Coliseo, el Palatino y el Foro Romano con diferentes precios. En su página web oficial puedes consultarlos y reservar de manera online. También puedes comprar la entrada en las taquilla del Coliseos (Plaza del Coliseo), en las taquillas del Foro Romano y en las del Palatino. Si te decantas por esta opción, recomendamos adquirirlas en la billetería del Palatino (Via di San Gregori 30) que es con casi total seguridad donde menos gente encontrarás.

Otra manera para evitar colas de acceso y ahorrar algo de dinero es comprar la OMNIA Card. La tarjeta permite el acceso gratuito y sin colas a las principales atracciones de Roma y del Vaticano, incluyendo el Coliseo, el Foro Romano, la Basílica de San Pedro o la Capilla Sixtina, así como transporte público ilimitado.

Otra opción para los amantes de las excursiones guiadas, es reservar este tour en castellano por el Coliseo, el Foro Romano y el Palatino, donde se visitan los tres lugares acompañados de un guía.

Si prefieres visitarlo por libre y de manera independiente, en las taquillas te harán entrega de un croquis del coliseo donde además podrás alquilar una audio guía en castellano con explicaciones interesantes.

 

¿Estás organizando un viaje a Roma? Hemos publicado estos posts que pueden ayudarte a planificar la visita


4 - DÓNDE DORMIR CERCA DEL COLISEO

Uno de los alojamientos más económicos cerca del Coliseo es el HT Residence Maximus, ubicado justo detrás del monumento.

Dispone de habitaciones individuales, dobles, triples, cuádruples e incluso de apartamentos para viajar en familia. Sin duda se trata de una de las mejores alternativas para alojarse cerca de todos los monumentos de la Roma Imperial y evitar usar el transporte.

5 - LO QUE DEBES SABER SOBRE EL COLISEO

EL ORIGEN DE SU NOMBRE

El Coliseo Romano, una de las obras más colosales de nuestra historia, adjetivo donde encontramos uno de los posibles motivos por los que el monumento, adquirió su denominación actual, el Coliseo.

Sin embargo, el origen de su nombre continúa siendo un hecho sin constatar, pues otras teorías apuntan a que pudiera deberse a la cercanía de una gran estatua del emperador Nerón (coloso), la cual se encontraba ubicada a pocos metros entre el monumento y el Palatino.

Sin embargo, sea cual sea la procedencia del apelativo por el que todos lo conocemos en la actualidad, no todo el mundo es consciente de que su nombre originario fue el de Anfiteatro Flavio, adoptado en honor a la dinastía de emperadores que lo mandó construir, la segunda tras la dinastía Julio – Claudia.

 

el coliseo de roma

BREVE HISTORIA DEL COLISEO

Su construcción comenzó entre los años 70 y 72 d.C. bajo el mandato de Vespasiano. Sin embargo, el Anfiteatro Flavio no fue inaugurado hasta 10 años después por su hijo y sucesor, el emperador Tito.

Una vez nos encontremos dentro de él, recorriendo las galerías y sus graderíos, podremos reflexionar a cerca de sus orígenes y comprender como la civilización romana, dos mil años atrás, fuese capaz de construir un edificio tan sofisticado de la envergadura del Coliseo.

 

 

Sin embargo, a pesar de que actualmente se trata de uno de los monumentos más reconocidos y visitados del Mundo, el Coliseo, no solamente ha gozado de tiempos de gloria y esplendor a lo largo de sus dilatados años de vida. Sino más bien todo lo contrario.

Durante su inauguración aproximadamente en el año 80 d.C., el emperador Tito ordenó la celebración de unos juegos que duraron 100 días completos, en los que según dicen, fueron sacrificadas más de 7.000 fieras salvajes. Entonces, el Coliseo comenzó a vivir sus tiempos de mayor esplendor, donde casi durante 500 años se celebraron multitud de espectáculos para calmar el fervor de la sociedad. Como podemos ver, la comunidad romana no distaba mucho de la actual.

Con la caída del Imperio Romana y la llegada de la Edad Media, el Coliseo entró en decadencia. A finales del siglo VI, cuando se prohibieron los espectáculos de gladiadores, los cristianos construyeron una iglesia en su interior y el ruedo donde se celebraban los espectáculos, comenzó a ser utilizado como cementerio.

Durante los años sucesivos, paulatinamente el edificio se convirtió en un barrio más de Roma. Sus túneles, galerías y cavidades, fueron ocupados por los habitantes de la ciudad donde establecieron algunas de sus viviendas. Posteriormente, fue reutilizado incluso como fortaleza.

 

 

En el año 1349, tuvo lugar un gran terremoto en Roma que asoló parte de la ciudad. A consecuencia de él, un trozo del flanco sur del Coliseo se desplomó, cuyos efectos aún son constatables a simple vista.

Tras ello, el monumento fue objeto de numerosos saqueos y empezó a ser utilizado como vertedero y cantera para tomar material. Con sus bloques de piedra se construyeron iglesias, palacios e incluso algunos de los edificios que a fecha de hoy podemos ver en el Vaticano. Los mármoles también fueron picados y las piezas de bronces arrancadas de cuajo, provocando las cicatrices que aún podemos ver sobre su fachada.

 

 

No fue hasta entrado el siglo XIX, cuando se iniciaron una serie de proyectos para estabilizar algunos monumentos antiguos de Roma, entre los que se encontraba el Coliseo. Durante todo el siglo, se sucedieron obras de consolidación y mejora, en un proceso que a día de hoy aún continúa.

En 1980, la UNESCO declaró todo el centro histórico de Roma, incluido el Coliseo, Patrimonio de la Humanidad. Curiosamente, desde el año 2000 su fachada es iluminada durante 48 horas, cada vez que en algún lugar del Planeta se conmuta una sentencia de pena de muerte a un condenado. En el año 2007, fue incluido entre una de las siete Maravillas del Mundo Moderno.

LA ESTRUCTURA DEL COLISEO

Personalmente, considero que el Anfiteatro Flavio es una de las joyas arquitectónicas más influyentes en la sociedad actual. Cuando nos encontremos recorriendo sus entresijos, quienes también hayamos tenido la oportunidad de acceder por ejemplo a un estadio de fútbol, observaremos que todo no resultará muy familiar.

La fachada exterior del recinto estaba compuesta por cuatro niveles, donde los tres primeros constaban de 80 arcadas superpuestas. Las del segundo y tercer nivel, fueron decoradas con la presencia de numerosas esculturas que actualmente han desaparecido.

Sin embargo, las de la planta baja servían como puertas de acceso al anfiteatro, de las cuales 76, estaban numeradas progresivamente cuyos números aparecían en las entradas de los espectadores. De las otras cuatro puertas especiales, una de ellas era reservada para que entrase el emperador.

Una vez en el interior, desde cada puerta y a través de un sistema de pasillos y de escaleras, se accedía por uno de los 160 vomitorios hasta el sector que correspondía según la entrada adquirida. Como podéis ver, todo se sigue haciendo del mismo modo que dos mil años atrás.

 

 

 

Las cubiertas de los estadios modernos tampoco son ninguna invención reciente. Y es que el sofisticado anfiteatro del Coliseo, también podía asegurar sombra a los espectadores como algunos estadios a día de hoy. Ello, se consiguió mediante un gigantesco velarium, que era maniobrado por una flota militar del Miceno.

Por otro lado, sus dimensiones también nos podrían resultar inimaginables. Con casi 52 metros de altura y una capacidad para incluso 70.000 espectadores, sus cifras se están muy alejadas a las que presentan la mayor parte de estadios modernos en la actualidad.

Para ello, la cávea fue subdividida en cinco sectores de gradas distintas, estrictamente reservadas por orden de importancia según la categoría de los ciudadanos.

Mientras las primeras filas eran reservadas para los senadores, el anillo superior era utilizado por espectadores de pie y reservado para los más pobres. ¿Acaso ésto no te sigue recordando a los famosísimos gallineros de los estadios modernos?

 

 

 

El ruedo del Coliseo, en forma de elipse, era el lugar donde tenían lugar las escalofriantes batallas entre gladiadiores, o bien entre éstos y fieras salvajes.

Algo que enormemente nos sorprendió, fue el laberíntico entramado de galerías que se sitúa debajo del ruedo. Denominado hipogeo, en realidad esta red de pasadizos responde a un sofisticado sistema de túneles, trampillas y montacargas, que se encontraba cubierto por la gran plataforma de madera sobre la que se encontraba la arena donde combatían los gladiadores.

Gracias a este fantástico mecanismo de contrapesos, bajo el escenario se hacían funcionar verdaderos ascensores que elevaban las fieras hasta un nivel superior, desde donde tras abrirse la jaula, éstas salían a través de una rampa que conducía al nivel del ruedo.

Según se ha podido saber, incluso en una ocasión, de este modo lograron soltar cien leones al mismo tiempo que con sus feroces rugidos simultáneos, hicieron enmudecer aterrorizados a los espectadores.

 

 

Pero es que el impresionante mecanismo del hipogeo daba para muchísimo más. Un sistema de llenado y vaciado de agua que conectaba con la Cloaca Máxima, permitía inundar parte del escenario donde se llegaron a celebrar incluso batallas navales.

Algo muy importante que debéis saber antes de terminar, es que con la entrada combinada al Coliseo no se permite el acceso a las galerías del hipogeo. Con ella, solamente podremos recorrer parte de la cávea, así como los conductos internos que comunican las arcadas del exterior con los vomitorios.

Quienes quieran recorrer las galerías del subterráneo tiene que hacerlo mediante visita guiada. Aquí podéis reservar vuestra excursión que incluye el Coliseo al completo, incluido el hipogeo, más el Foro Romano y el Palatino.

 

6 - LAS MEJORES VISTAS HACIA EL COLISEO

Para finalizar, a quienes habéis aguantado el tostón y hayáis llegado hasta el final, os vamos a dar unas recomendaciones para que podáis tatuar la imagen del Coliseo en vuestras retinas y que no lo olvidéis nunca jamás.

Por su puesto, las vistas más impresionantes son las que conseguiremos desde su interior. Sin embargo, conocemos tres lugares estratégicos donde podréis disfrutar ampliamente de su belleza y hacer fotografías de postal.

  • ATARDECER DESDE LA PLAZA DEL COLISEO

Para ser sinceros, la Plaza del Coliseo junto al Foro Romano, no es el lugar más original desde donde lo podemos contemplar. Tampoco es necesario leer durante más de diez minutos un blog para una vez que te encuentres en el lugar, descubras que es uno de los mejores lugares para contemplarlo.

Sin embargo, lo que nosotros haremos es recomendarte que te esperes hasta el atardecer, cuando iluminan el coliseo y su imagen resulta sencillamente espectacular.

 

 

  • VISTAS HACIA EL COLISEO DESDE LOS JARDINES FARNESIANOS DEL PALATINO

La colina del Palatino es uno de los puntos panorámicos más espectaculares de la ciudad. Nos es de extrañar,así, que durante la época imperial se convirtiera en el barrio más exclusivo de Roma, lugar donde los emperadores erigieron sus opulentos palacios.

Una de las mejores vistas hacia el Coliseo la encontraremos precisamente en este lugar, junto a la escalinata que sube desde las ruinas del Foro hasta los jardines Farnesianos del Palatino. Aquí os presento a mis padres, ambos posando muy distraídos en una de sus fotografías favoritas del viaje que hicimos en 2017.

 

 

  • VISTAS HACIA EL COLISEO DESDE EL TEMPLO DE VENUS Y ROMA DEL FORO ROMANO

Nuestro tercer punto panorámico para fotografiar el Coliseo se sitúa en las ruinas del Foro Romano. El Templo de Venus y Roma, ubicado justo enfrente del Coliseo, es uno de los lugar que la mayor parte de los turistas suelen pasar por alto.

Por ello desde este lugar, sobre una explanada que hay justo detrás del santuario, podrás echarte todas las fotos que quieras en solitario ¡sin gente que te moleste! posando justo delante de la fachada del Coliseo romano.

 

coliseo-desede-palatino-roma-italia

 

RESERVA TU COCHE DE ALQUILER

¿Estás pensando en alquilar un coche para recorrer parte de Italia? Sin duda pensamos que se trata del mejor modo para explorar sus rincones ocultos, pues nos permitirá descubrir los lugares más alejados y desplazaros con total libertad. Además, es la elección perfecta para los amantes del volante y de la naturaleza.

Nosotros recomendamos hacerlo con Auto Europe, siempre nos han garantizado el mejor precio y un servicio cercano y de calidad. Puedes reservar tu coche de alquiler para recogerlo nada más aterrizar en la misma terminal del aeropuerto de Roma.

 

 

CONTRATA TU SEGURO DE VIAJE

Para viajar de forma segura consideramos fundamental contratar un buen seguro de viajes que cubra por retrasos, cancelaciones, robos, accidente o enfermedad.

Nosotros siempre contratamos nuestro seguro con Seguros Inter Mundial. Para viajeros frecuentes, disponen de una modalidad especial que cubre todos los viajes de hasta 60 días que hagas durante un año.

Puedes contratarlo a través de nuestros enlaces y beneficiarte de un 20 % de descuento usando el código promocional BLOGGERIM.

 

LO RECOMENDAMOS PARA VIAJAR A ITALIA

Guías de viaje, mapas de carreteras, callejeros, mapas de senderismo y mucho más…

Disfrutamos mucho organizando nuestros propios viajes, compra todo lo lo que necesites sin moverte de casa y organiza el tuyo de manera inependiente.

 

 

¿TE HA RESULTADO ÚTIL ESTE ARTÍCULO?

Comenta nuestro artículo GUÍA PARA VISITAR EL COLISEO – LA OBRA MAESTRA DEL IMPERIO ROMANO y ayúdanos a mejorar 

Y si te ha gustado y servido de utilidad, no olvides compartirlo con tus amig@s en las redes sociales. ¡Te esperamos en nuestro próximo post!

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Juan J. Arroyo
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@pasaportenomada.es.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.