trekking ghorepani poon hill en 4 dias

que ver en nepal blog de viajes

 

Tadapani Kimche

Cuarta etapa

Los indicadores, carcomidos por la humedad, nos sugieren el camino a seguir hacia Ghandruk, aldea más poblada de la región y lugar hacia el que nos dirigimos. En seguida, el sendero de escaleras de piedra comienza a descender entre la selva que rodea la aldea y cuyos troncos de los árboles, vemos marcados con los indicadores de otros senderos. Algunos de ellos conducen por ejemplo, hasta el campamento base del Annapurna.

 

treking ghorepani-poon hill

 

Llevamos poco más de un kilómetro recorrido y “tropezamos” con una pequeña tribuna de piedra para descansar. Según indica la placa conmemorativa que la preside, fue erigida en memoria de una anciana lugareña de Ghandruk por su propio esposo tras el fallecimiento de ésta.

 

cuarta etapa del trekking ghorepani poon hill

 

A través del sendero, experimentamos un sinfín de sonidos, olores y sensaciones que colapsan nuestros cinco sentidos. El correr del agua de los arroyos valle abajo, se confunde con los susurros de los animales salvajes que pueblan cada uno de los rincones del bosque. A su vez, las cristalinas aguas que descienden, forman sinuosas cascadas que se despeñan a través de las rocas entre la maleza.

 

trekking gorepani poon hill

 

Continuamos descendiendo, alternando tramos escalonados con un sendero cada vez menos embarrado y más polvoriento hasta llegar a Ghandruk. Ésta, es una de las aldeas más grandes de la comunidad gurung, una etnia mayoritariamente reconvertida al budismo tibetano. En el siglo VI emigraron desde Mongolia para asentarse, además de en la India y Buthan, al noroeste del Nepal, principalmente en la zona de Gandaki. En sí los gurungs, son una de otras muchas etnias que pueblan el Nepal, tal y como lo pueden ser los Sherpas, los Tharangs u otras muchas de las que conforman su tan diversa población.

 

gandruk treking ghorepani poon hill

 

Ghandruk, cuenta con una población próxima a 4.000 habitantes y rápidamente, nos concienciamos de su envergadura. Sus casas de madera y piedra, salpicadas por todo lo ancho de la ladera, muestran un aspecto algo más rejuvenecido y mejor conservado. Distinguimos un intenso tráfico de ganado transportando bienes ladera arriba. También, sospechamos que pueda tratarse de un importante núcleo textil en la comunidad. Ya que a nuestro paso, coincidimos con multitud de aldeanas tejiendo junto a las ventanas o incluso en los patios de sus casas.

 

treking ghkorepani poon hill ghandru

 

animales transportando mercancia en ghandruk

 

A nuestro paso, continuamos observando grandes conjuntos de escolares uniformados. Una de las niñas con las que nos cruzamos, nos pide insistentemente chocolate y continúa persiguiéndonos a través de las calles del poblado. Después, tras obsequiarla con un dulce, fugazmente desaparece desvaneciéndose entre las empedradas y estrechas callejuelas de la aldea.

 

cuarta etapa del trekking poon hill escolares en ghandruk

 

Una vez hemos atravesado la aldea, el sendero se convierte en una polvorienta pista donde comenzamos a observar marcas de tráfico rodado. Desde aquí, las vistas hacia las terrazas de arroz se convierten en el único aliciente para continuar caminando. Los desperdicios, bolsas o botellas de plástico, se dejan ver sobre los bordes del camino a través del cual transitamos. Los vehículos a su paso, desprenden densas y malolientes nubes de humo negro y polvo que tratamos de evitar hasta la aldea de Kimche, donde llegamos tras aproximadamente una hora de caminata desde Ghandruk.

 

cerca de ghandruk en el trekking a poon hill

 

Kimche, presenta un aspecto sucio y descuidado. Los escasos albergues que encontramos junto a la pista que la atraviesa, presentan un incuestionable estado de semiabandono. Sus pobladores, parecen más interesados en negociar los traslados en jeep hasta Pokhara, que en acogernos en su desatendida aldea. Ello, evidencia el escaso interés que pueden ofrecernos el último tramo de itinerario hasta Nayapul.

 

kimche nepal

 

Técnicamente, nuestro trekking de cuatro días debería finalizar en la mencionada Nayapul, aldea donde tres días atrás comenzamos la caminata. Sin embargo, la polvorienta pista por donde prosigue el recorrido nos resulta demasiado peligrosa.

Por ello, decidimos buscar la parada donde se toma el autocar que conduce hasta el final del itinerario, la cual desafortunadamente se encuentra cerrada. Los pobladores de la aldea, quienes parecían acecharnos desde la lejanía, de forma inmediata nos informan de que el último autocar hacia Nayapul ha partido hace apenas diez minutos.

 

para de autobus en nayapul

 

Debido a que ningún otro autobús parte hasta el día siguiente, negociamos el traslado en jeep hasta Pokhara y tras varios minutos de parloteo, por fin conseguimos quien nos traslade. Apilamos nuestros equipajes en su mugriento maletero. Y tras ello, los cinco subimos abordo del “enharinado” y destartalado todoterreno en compañía de otro joven europeo, el cual acabamos de conocer y con quien compartiremos viaje de vuelta hasta Phokara.

A medida que nos alejamos a bordo de este desvencijado jeep,  las experiencias vividas, los olores, las sensaciones, las imágenes de las gentes y los mudos recuerdos no tardan en comenzar a sucederse en mi noqueada imaginación. Nuestro mágico libro de aventuras a través del reino sagrado de las montañas más altas del mundo, parece haber llegado a su fin. Pero nuestro fascinante trayecto a través del Nepal, aún prosigue su camino.

 

excursion-guiada-poon-hill-pasaporte-nomada-logo

Organiza tu viaje por libre a NEPAL

Reserva tus vuelos, alojamientos o excursiones para disfrutar del viaje perfecto

 

 

 

Organiza tu viaje por libre a NEPAL

Reserva tus vuelos, alojamientos o excursiones para disfrutar del viaje perfecto

Vuelos baratos a Nepal

Alojamiento barato en Nepal

Guía de viaje para viajar a Nepal



Artículos relacionados

También te puede interesar para organizar tu viaje
 

logo cupon descuento booking
  bono de descuento en air bnb
 

Artículos que te pueden interesar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *