isla de kalsoy ruta por las islas feroe

 

EUROPA  ISLAS FEROE

Ruta por las Islas Feroe

Un nirvana en Escandinavia

Qué ver en las Islas Feroe - Isla de Viðoy

Cuarto día de ruta por las Islas Feroe

En un lugar donde la naturaleza es la más distinguida de las protagonistas, el senderismo se convierte en una de las actividades estrella, y por tanto una de las más a tener en cuenta.

Las islas, son un lugar único para lanzarse al campo, respirar hondo, y caminar entre cascadas, arroyos y profundos desfiladeros. Se hallan repletas de senderos, que en ocasiones se encuentran muy bien señalizados, pero que en otras discurren por terrenos complicados entre desfiladeros o enfangados en turba.

Algunas de las rutas señalizadas están pensadas para senderistas experimentados, pero para aquéllos quienes no posean conocimientos técnicos tan avanzados, también hay una multitud de rutas sencillas de una extraordinaria belleza. Caminos que conducen hasta recónditas aldeas inhabitadas, a faros asomados sobre quebrados acantilados, o hasta inhóspitos y solitarios parajes para avistar frailecillos o reflexionar tumbados sobre escarpados.

En las oficinas de turismo, facilitan información de forma detallada a cerca las diferentes rutas y recomendaciones a tener en cuenta. En este enlace, puedes descargar una guía completa de senderismo, que incluye las rutas más conocidos en las Islas Feroe y algunos de los más importantes lugares que ver en el archipiélago.

Las islas Feroe, se caracterizan por tener un clima oceánico suavizado por las cálidas corrientes del golfo de Méjico. Ello, hace que sus temperaturas sean relativamente suaves, teniendo en cuenta la elevada latitud en la que se encuentran ubicadas. Sus temperaturas son frescas durante el verano (13º C de promedio) y frías durante el invierno (3º C de promedio). La niebla, los fuertes vientos y las precipitaciones son muy frecuentes en la totalidad del archipiélago, que tiene un promedio de más de 200 días de lluvia al año.

Por ello, antes de iniciar alguna ruta de senderismo, es necesario tomar alguna medida de seguridad de relativa importancia, como chequear la previsión meteorológica y contar con alguna otra actividad alternativa por si las condiciones no son favorables.

Es importante no aproximarse a los acantilados en caso de temporal y no desviarse de los senderos señalizados. La nubosidad es muy habitual en las Islas Feroe, incluso en días despejadas, ésta puede hacer acto de presencia de forma rápida e improvisada. Hay precedentes de numerosos excursionistas que se han perdido por la aparición de forma repentina de un banco de niebla.

 

Ropa y equipamiento recomendado para la práctica de senderismo en las Islas Feroe

A continuación, detallo un listado orientativo del equipo necesario para la práctica de senderismo en las Islas Feroe. Las fuertes variaciones en la altitud, las corrientes oceánicas, su irregular orografia y los frecuentes vientos, hacen que el clima pueda cambiar de forma repentina de un momento para otro. Ello, hace posible que podamos experimentar las cuatros estaciones del año en un mismo día, incluso en muy pocas horas.

–  Una mochila ajustable a la cintura de capacidad inferior a 32 litros, ya que no tenemos pensado acampar.

–  Botas de caña alta o zapatillas de trial.

–  Dos pares de calcetines transpirables. Uno de ellos de repuesto que irá dentro de la mochila.

–  Un pantalón transpirable.

–  Un pantalón impermeable, a ser posible con cremalleras lateral para colocarlo sobre el pantalón transpirable.

–  Dos camisetas transpirables, una de ellas de repuesto que irá dentro de la mochila.

–  Forro polar.

–  Chaqueta plumífero o primaloft. Personalmente prefiero el primaloft ya que en caso de lluvia, la pluma húmeda puede convertirse en un serio inconveniente. Es cuestión de gustos.

–  Chubasquero impermeable, preferiblemente goretex.

–  Un par de guantes.

–  Gorro.

–  Bufanda tubular.

–  Gafas de sol.

–  Protector solar.

–  Un botiquín de primeros auxilios que contenga artículos para desinfectar heridas, tiritas, ibuprofeno, etc.

–  Una linterna frontal.

–  GPS. Por su buena relación calidad precio, fácil manejo y versatilidad recomiendo el Garmin Etrex20X.

–  Bastones de travesía. Pueden alquilarse en Puerto Natales.

–  Cámara de fotos, cuanto más pequeña mejor.

–  Mapa de la ruta.

–  Snaks, frutos secos, un bocadillo y cantimplora de agua.

 

Ubicada al norte de Borðoy, Viðoy es la más septentrional de todas las islas del archipiélago. En su extremo norte junto al cabo de Enniberg, el cual se eleva a más de 700 metros sobre la superficie del océano, se encuentra el que es considerado el acantilado más alto de Europa, y posiblemente del mundo. Una bonita ruta de senderismo que comienza en la aldea de Viðareiði, considerada también la aldea más nórdica del país, asciende hasta la cima del Villingardalsfjall y recorre la totalidad del acantilado.

Para llegar hasta la isla de Viðoy, hay que cruzar dos estrechos túneles que atraviesan las montañas del centro de Borðoy. A pesar de que la circulación está permitida en ambos sentidos, su estrechura impide que dos vehículos se puedan cruzar de forma simultánea.

Es imprescindible tomar ciertas medidas de seguridad a la hora de cruzar estos túneles. Aproximadamente cada 100 metros, hay unos apartaderos donde los conductores que circulan sin prioridad, deben detener el vehículo para permitir el paso en sentido opuesto. Los túneles son muy oscuros y su interior no se encuentran iluminados, por lo que una vez detenido en el apartadero, hay dejar encendidas únicamente las luces de posición para evitar deslumbramiento

 

tunel de la isla de bordoy en las islas feroe

 

Mapa y perfil de la ruta a Villingardalsfjall

La ruta comienza en Viðareiði, uno de los más antiguos asentamientos en las Islas Feroe, considerada la población ubicada más al norte de las islas Feroe. Se Viðareiði, encuentra ubicada en un pequeño valle en la isla de Viðoy, limitada por altas montañas tanto por el norte como por el sur.

Su nombre traducido al castellano, de forma literal significa “istmo de madera”. La aldea, tomó su denominación debido a la cantidad madera arrastrada que aparece varada en sus costas, y que es arrastrada por las fuertes corrientes oceánicas procedentes de otras partes de Europa.

En el siglo XVII producto de una fuerte tormenta, el cementerio además de la iglesia de la ciudad, quedó completamente devastado.

La pequeña capilla visible en la actualidad fue construida en 1892. Hoy, la edificación pertenece a la casa parroquial Ónagerði y según mencionan se encuentra embrujada. Lo que si que es cierto, es que desde el lugar hay unas impresionantes vistas que alcanzan hasta la punta norte de las islas de Kunoy y Borðoy.

 

iglesia de vidareidi en la isla de vidoy

 

vistas hacia las islas de botdoy y kunoy desde vidareidi

 

El sendero señalizado por tubos azules y que asciende en línea recta sobre Villingardalsfjall, es visible desde la carretera, incluso antes de llegar a Viðareiði. Éste comienza tras la última vivienda de la aldea, donde hay que pasar por una vieja cancela para cruzar el muro que evita el paso de ganado. Aquí, la ruta comienza a ascender suavemente entre lodazales de barro.

Debido a las duras condiciones climatológicas en las islas Feroe, el ecosistema aquí es extremamente delicado. Evitar daños innecesarios en el monte, es solamente uno de los motivos por los que no está permitido desviarse de los senderos señalizados. Sin embargo, el barro y la inestabilidad del camino, en ocasiones hará aconsejable que caminemos fuera de él.

La subida hacia la cima de Villingardalsfjall no es una excepción, aunque a medida que asciende por el camino, éste se endurece y se transforma en un peligroso vía crucis de rocas y piedras sueltas. En este tramo hay que tener especial cuidado por posibles desprendimientos, sobre en todo en caso de caminar en grupo.

 

aldea de vidareidi en las islas feroe

 

El camino es cada vez más vertical, has llegar al lugar donde finalizan los tubos azules que señalizan el sendero. Desde aquí, las vistas hacia el valle donde se encuentra ubicada la aldea y las islas limítrofes son espectaculares. Hacia el este se divisan los islotes de Fugloy y Svínoy. Mientras, hacia el oeste las vistas alcanzan el extremo norte de Borðoy, Kunoy. Es posible ver incluso el faro de la isla de Kalsoy.

 

ruta-senderismo-isla-vidoy

 

trekking a Villingardalsfjall en la isla de vordoy islas feroe

 

trekking a Villingardalsfjall en islas feroe

 

Organiza tu viaje por libre a las ISLAS FEROE

Reserva tus vuelos, alojamientos o excursiones para disfrutar del viaje perfecto

 

 

 

Artículos que te pueden interesar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *