islandia-pasaporte-nomada

que ver en islandia

 

 

Día 4: De Skogarfoss hasta el Parque Nacional Skaftafell

Skógar es una diminuta aldea ubicado al sur de la Islandia, engullida bajo un acantilado al este del volcán Eyjafjayajokull. A escasos metros de este diminuto poblado, se encuentra una de las cataratas más fotografiadas del mundo, la fascinante cascada de Skogarfoss. Su impresionante y compacta cortina de agua se precipita desde la parte superior del acantilado a 62 metros de altura.

 

ruta por la ring road cascadan skogarfoss islandia

 

Comenzamos explorando la cascada sobre el margen derecho del acantilado, donde se encarama una hilera de agotadoras escaleras que conducen hasta un enfangado mirador. Desde aquí, continuamos ascendiendo hacia la cúspide del precipicio hasta llegar a una pequeña escalinata de madera, práctica para salvar la alambrada de espino que impide el paso de ganado. Este es el lugar exacto donde se inicia el popular trekking de Fimmvörduháls, la popular caminata que conduce en tres días hasta el valle de Porsmork, y en siete hasta la zona de acampada de Landmanalaugar.

Alli, en Landmanalaugar, coincidimos con una pareja de senderistas españoles quienes en siete días, aludieron haber completado los 78 kilómetros que conforman la ruta. Asimismo, mencionaron que el inicio del itinerario desde Skógar les pareció fascinante. Por ello, nos recomendaron iniciar el camino y así ver algunas de las cascadas que se suceden a lo largo del curso del río.

El sendero discurre por un terreno ondulado cubierto de pasto, paralelo al río por su margen derecho con unas espectaculares vistas hacia el glacial Eyjafjallajökull. A lo largo de la primera etapa del Fimmvörduháls, son 22 las cascadas que se pueden contabilizar hasta el puente que cruza al otro margen del río, lugar donde comienza la segunda etapa. No disponemos de mucho tiempo, por lo que muy a nuestro pesar, tan solo completamos aproximadamente los dos kilómetros iniciales de la caminata. En este corto trayecto, hemos podido “cazar” tres bellas cascadas formadas por las aguas del río Skógar.

 

ruta por la rinf road islandia

 

ruta-ring-road-islandia

 

ruta-ring-road-islandia

 

Al este de la cascada de Skogarfoss se encuentra el fantástico Museo Popular de Skógar, donde se pueden visitar diversos edificios reconstruidos cuyos interiores se encuentran perfectamente decorados. El museo incluye una iglesia, una granja con el techo cubierto de hierba y un museo de transportes que se ubica junto a la cafetería y la tienda de recuerdos.

 

 

ruta por la ring road museo de skogar en islandia

 

ruta por la ring road museo d skogar en islandia

 

Poco a poco, los majestuosos glaciares del sur de Islandia comienzan a tomar protagonismo a lo largo del paisaje. A pocos kilómetros de Skógar nos desviamos por la carretera número 221, una pista de grava que conduce hasta la base de una lengua glaciar de fácil acceso, el Solheimajökull. Estacionamos la autocaravana en el aparcamiento ubicado junto a los paneles informativos, donde un camino pedestre nos lleva hasta la minúscula laguna que se halla bajo la base del glacial.

Esta punta de helada desciende desde el gran campo de hielo del Myrdalsjokull, el cuarto mas extenso de Islandia. Su grosor en algunos puntos alcanza los 700 metros de profundidad.

Debajo de la gran masa glacial se encuentra el volcán Katla, uno de los más activos de Islandia y el que tiene más riesgo de entrar en erupción en los próximos años. Los habitantes de sus alrededores, son instruidos ante una posible e inminente explosión cuya predicción, pronostica grandes nubes de ceniza tóxica y fuertes inundaciones de consecuencias fatales para la población.

 

ruta por la ring road islandia glacial solheimajolull

 

La imagen lejana del glacial desde el sendero, sugiere una lengua glaciar impecable e inmaculada. Sin embargo, en forma de partículas de ceniza volcánica que se amontonan sobre la superficie, continúan aún presentes los efectos de la erupción en 2010 del Eyjafjayajokull. El solitario sendero, permite alcanzar la base del Solhjeimajokull y acariciar las bonitas formaciones de hielo que se apilan en su parte inferior. Algunas agencias especializadas, también ofrecen expediciones en grupo sobre el glacial.

 

ruta por la ring road islandia glacial solheimajokull

 

14 kilómetros en dirección este por la Ring Road, tomamos el desvío de la carretera 218 aproximándonos a la costa. La carretera cruza una importante zona protegida de anidación para aves antes de alcanzar un abarrotado aparcamiento donde estacionamos. Junto a éste, una elevada punta peñascosa nos brinda unas formidables vistas hacia el océano.

Las vistas hacia el oeste, nos obsequian con una de las postales más reconocidas de Islandia, la formación rocosa de Dyrhólaey. Hacia el este, podemos divisar la playa de arena negra de Reynisfjara, considerada una de las más hermosas de todo el planeta.

 

ruta por la ring road islandia playa y arco de dyrholaey

 

ruta por la ring road islandia playa de arena negra reynifsjara

 

A través del suave camino de piedras descendemos hasta la arena color ceniza de Kirkjufjara, donde por primera vez avistamos cientos de frailecillos revoloteando sobre los acantilados donde anidan.

Los frailecillos, son un símbolo nacional en Islandia. Se trata de un peculiar y minúsculo ave que habita en determinadas regiones árticas, entre ellas Islandia. Su aspecto recuerda al de un pingüino diminuto, provisto de un fino plumaje de color blanco y negro dotado también de un llamativo y abombado pico de color naranja. Además de uno de los mejores lugares para avistar frailecillos, en esta fantástica playa también podemos fascinarnos con las impresionantes cuevas de basalto de miles de años de antigüedad, o con las formaciones de lava que emergen desde las profundidades del océano.

 

playa en vik islandia

 

playa en vik islandia

 

frailecillos en islandia

 

Por el desvío de la carretera número 215 llegamos hasta el aparcamiento de Reynisfjara. Considerada una de las más hermosas del planeta, sin duda nos brinda las mejores vistas posibles del arco de Dyrhólaey. Al fondo de la playa, como si del organillo gigantesco de una iglesia se tratase, un sorprendente muestrario de columnas de basalto acompañan a los Reynisdrangur.

Estas tres célebres formaciones de basalto, se elevan verticalmente desde las profundidades del océano, convirtiendo su silueta en una de las más reconocidas postales del país. La leyenda menciona que se trata de tres troles que se quedaron petrificados bajo el sol.

 

ruta ring road en islandia dyrholaey

 

 

Dejamos atrás Reynisfjara y enseguida, rebasamos la pequeña población de Vik, el asentamiento ubicado más al sur de la isla. 67 monótonos y soporíferos kilómetros nos separan hasta nuestra próximo destino, donde solamente hemos previsto realizar una muy breve parada.

A seis kilómetros de alcanzar la minúscula e impronunciable aldea de Kirkjubaejarklaustur, tomamos el desvío de la carretera 206 desde la principal. Tras desviarnos, en la bifurcación obviamos el indicador de Laki y tomamos un pequeño desvío hacia la izquierda para llegar hasta el milenario cañón de Fjardrárgljúfur.

 

Fjardrárgljúfur islandia ruta ring road

 

Retomamos la carretera principal y pronto, hacemos una nueva parada en la aldea de Kirkjubaejarklaustur. Su enrevesado nombre, no es si no la unión de tres palabras diferentes, iglesia, granja y convento. Próximo a la gasolinera de la carretera, junto a los paneles informativos, un disimulado sendero conduce hasta Kirkjugólf “suelo de la iglesia”. Su denominación, se debe al aspecto que presentan en estas curiosas columnas de basalto, la cuales podríamos confundir perfectamente con el suelo de una antigua catedral.

Si disponemos de tiempo suficiente, podemos explorar las inmediaciones de la aldea, donde además del lago Systravatn, se puede visitar la cascada de Systrafoss, formada por dos distinguidos chorros de agua que caen de forma paralela a través del barranco Baejargil.

 

Kirkjubaejarklaustur islandia

 

 

 

La fatídica erupción de 1783

Al sur de la aldea, el Hotel Laki ofrece excursiones en todoterreno hasta Lakagígar. En 1783, este complejo volcánico de 25 kilómetros de longitud formado por un total de 135 cráteres, se agrietó de forma feroz expulsando roca fundida, ceniza y ácido sulfúrico durante ocho interminables meses.

Sus consecuencias fueron catastróficas y devastadoras no solo para el ganado y los habitantes de la isla, quienes además de los miles de fallecidos sufrieron una hambruna generalizada. La práctica totalidad del planeta, sufrió las consecuencias de esta destructora erupción, cuando la inmensa nube de ceniza cubrió el cielo e hizo descender las temperaturas en toda la Tierra. Para acceder en vehículo particular, hay que tomar el desvío de la F206 y es necesario disponer de un vehículo 4 x 4.

 

 

 

A 11 kilómetros nos encontramos con Foss á Sidu. Un pequeño desvío en el margen izquierdo de la calzada permite aproximarse ligeramente hasta su vertical, que se precipita desde 30 metros de altura sobre un acantilado de basalto. Una barrera junto a la granja ubicada bajo la catarata, impide continuar hasta su base y es que los terrenos que circundan este bello salto de agua pertenecen a una propiedad privada.

Una inusual característica de esta bonita cascada, se puede apreciar cuando los fuertes vientos del sur soplan sobre la costa haciendo retroceder la corriente que remonta el precipicio cuesta arriba. Frente a la catarata, se encuentra el Dverghamar o acantilado del enano, formado por unas columnas de basalto y donde según la leyenda, habitan algunos “seres ocultos” de Islandia.

 

foss a siud islandia por la ring road

 

Unas extensas y voluminosas aglomeraciones de musgo, comienzan a adquirir protagonismo en el paisaje sobre el margen derecho de la carretera. De forma inevitale, llevamos a cabo una breve parada para acariciarlas y percibir así el suave y mullido tacto de estas surrealistas formaciones.

 

formaciones de musgo en islandia

 

Poco a poco y a medida que nos aproximamos al Vatnajökull, la espesa niebla que nos ha acompañado durante el trayecto ha comenzado a desaparecer y una vez en el parque, un fantástico cielo azul brillante junto al indeleble aroma a flores silvestre nos dan la bienvenida en la zona de acampada de Skaftafell.

 

ruta por la ring road islandia camping de skaftaffel

 

1 Comment

  1. Miguel Angel dice:

    Muchas gracias por compartir vuestros viajes, no tuvimos tanto tiempo como para hacer todo pero nos ayudó muchísimo para decidir los MUST del viaje, esperamos que sigáis colgando más, nosotros desde luego tiraremos de ellos! jejeje Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *