islandia-pasaporte-nomada

que ver en islandia

 

 

Día 9: Alrededores de Reykholt y llegada a Reykjavik

Un rápido desayuno en la solitaria cafetería donde hemos amanecido y pronto nos ponemos en marcha hacia Husafell. De camino pasamos de largo la modesta población de Reykholt, uno de los asentamientos mediavelas más importantes del país. A pesar de que cuenta en sus alrededores con el manantial termal más grande de Europa, decidimos continuar hacia el área de recreo de Husafell, donde barajaremos diferentes alternativas.

 

reykholt islandia ruta por la ring road

 

Oculto  entre el río Kaldá y un campo de lava, Husafell se ha convertido en un popular lugar de descanso para la población de Reykiavik. El complejo recreativo, cuenta con una pequeña tienda, una zona de acampada con restaurante y piscina geotermal, además de la caseta de información para visitar las cuevas de hielo de Langjokull. Nos informamos sobre la incursión a las entrañas del glaciar y aunque la información facilitada nos resultó interesante, finalmente decidimos visitar los túneles de lava ubicados al este de Husafell.

 

Un camino de grava conduce hasta la granja Fljotsunga, donde sus cordiales propietarios ofrecen visitas guiadas a un túnel volcánico de 1,5 km bajo los campos de lava procedentes de la erupción del Vidgelmir. Para acceder al túnel de lava, es imprescindible contratar la visita guiada en la granja ya que la cueva, se encuentra ubicada en una propiedad privada y su acceso terminantemente restringido al público.

El mismo guía de la excursión te conduce hasta el acceso al túnel y tras una breve charla informativa, nos abastece del equipo necesario para acceder a la gruta.

 

Granja Fljotsunga en islandia

 

La excursión al interior de la cueva puede entrañar más riesgos de lo que a priori pudimos prever. Comienza a través una angosta fisura que conduce a una cámara repleta de estalagmitas y estalactitas, que cuentan con cientos de años desde su formación. Fundamentalmente, su peligrosidad radica en el escurridizo paso sobre las rocas recubiertas de hielo, por lo que es aconsejable proveerse de un par de guantes para evitar las afiladas aristas que presentan las formaciones.

Durante la visita, de unos 90 minutos de duración, el guía nos explica los orígenes de esta espectacular caverna formada por los ríos de lava líquida que algún día fluyeron por la región.

 

tunel de lava en islandia

 

tunel de lava en islandia

 

El floreste entorno de Reykholt, cuenta con numerosos atractivos turísticos pero no más lejos de la realidad, el cansancio acumulado del viaje nos hace desear un relajante baño en las acogedoras piscinas termales de Husafell.

 

husafel islandia

 

Antes de abandonar la zona y poner rumbo a Reyjavik, paramos brevemente para visitar Hraunfossar, una singular cascada cuyas aguas parecen manar de las galerías subterráneas que yacen bajo los extensos campos de lava de la región. No resulta ser de las más impresionantes de la isla, pero su singularidad la convierte en una cascada especialmente bella.

Precediendo a Hraunfossar, los rápidos del río Hevitá forman la cascada de Barnafoss. La fuerza de sus espumosas aguas bravas, golpean las paredes rocosas del impresionante cañón que con el paso del tiempo han logrado esculpir con perseverancia.

 

hraunfosar en islandia

 

barnafoss en islandia

 

Sobre las once de la noche llegamos a la gran capital, finalizando así nuestra ruta circular a través de la Ring Road. Reykjavik significa “Bahía Humeante” y con sus 202. 300 habitantes, además de ser la ciudad más poblada de Islandia se ha convertido en la capital más septentrional del planeta.

Más allá de la gran ciudad que disimula ser, Reykjavik resulta ser un pueblo donde todos se conocen y se saludan por las calles. Envueltas en barnices de colores, sus casitas recién sacadas de un cuento de fantasía pueblan las impolutas avenidas, pasadizos y bulevares de la ciudad. Tampoco resulta extraño cruzarse con gente que transita en bicicleta o hace deporte hasta altas horas de la madrugada y es que habitualmente, los islandeses aprovechan la borrachera de horas de sol que ofrecen los meses de verano.

 

calles de reykjavik en islandia

 

1 Comment

  1. Miguel Angel dice:

    Muchas gracias por compartir vuestros viajes, no tuvimos tanto tiempo como para hacer todo pero nos ayudó muchísimo para decidir los MUST del viaje, esperamos que sigáis colgando más, nosotros desde luego tiraremos de ellos! jejeje Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *