que ver en pompeya y herculano

 

Qué ver en Pompeya y Herculano

A la sombra del Vesubio

 

La fatídica erupción del 79

A la sombra del Vesubio

 

Día 24 de agosto del año 79 d.C., medio día. Distendidos, los habitantes de la ciudad de Pompeya quedan sobrecogidos por un estruendo ensordecedor. El monte Vesubio, acaba de entrar en erupción.

En pocos minutos, la espesa nube de ceniza alcanza los 20 kilómetros de altitud sobre el cráter del volcán. Los pobladores de la ciudad, desconocedores de la tragedia, se resguardan en las estancias de sus viviendas.

15:00 horas del mismo día. La velocidad de la erupción aumenta rápidamente durante las primeras horas y la inmensa columna eruptiva, supera incluso los 35 kilómetros de altitud oscureciendo el cielo sobre el volcán. La continua sucesión de rayos en el seno de la nube tóxica, hace presagiar lo peor a los habitantes de Pompeya y su vecina Herculano. Los vientos a gran altitud, arrastran la inmensa nube procedente del cráter hacia el sureste, lo que origina una intensa lluvia de ceniza, polvo y piedra lapilli que comienza a caer sobre ambas ciudades.

 

erupcion deal vesubio en pompey

 

“Para protegerse de los objetos que caen, se cubren las cabezas con almohadas atadas con tela”. Relata como testigo en primera persona el joven Plinio en sus apasionantes cartas a Tácito, donde además elogia el heroico comportamiento de su tío Plinio el Viejo al mando de la flota del Miceno, quien también pereció como víctima de la funesta erupción.

Mientras tanto, la  potente explosión del Vesubio continúa y algunos de los habitantes de Pompeya y Herculano, tratan de huir despavoridos tomando sus objetos preciosos. Otros en cambio, enfermos, embarazadas o convalecientes, se resguardan dentro de las viviendas esperando el final de la pesadilla en que se ha convertido, lo que en principio parecía una plácida tarde de 24 de agosto.

Sin embargo, las escenas más dramáticas aún están por llegar. Una serie de oleadas piroclásticas se concatenan durante la madrugada del día 25 sembrando el pánico en ambas ciudades. Hasta un total de cuatro coladas de ceniza y polvo hirviente a 400 º C en forma de torbellino y a más 200 kilómetros a la hora, sepultan por completo la ciudad de Pompeya. Herculano y la cercana ciudad de Estabia no corren mejor suerte. El Vesubio, ha extirpado cualquier atisbo de vida en las proximidades del Volcán.

 

 

El grueso manto de ceniza y piedra pómez precipitado desde el cielo, ha permitido que ambas ciudades, Pompeya y Herculano, queden prácticamente intactas al paso del tiempo.

Guarnecidas del viento, la lluvia y otros muchos fenómenos erosivos, hoy se han convertido en el ejemplo mejor conservado de la antigüedad en el continente europeo. En sus yacimientos arqueológicos, podemos encontrar hermosos frescos y objetos decorativos, alimentos calcinados, mercados con anuncios publicitarios, teatros, anfiteatros y otros muchos yacimientos de relevancia.

Un sinfín de hallazgos, que no solamente nos ayudan a comprender el sentido que cobró la vida hace mas de dos mil años en el Imperio Romano. Sino que también, dirigiendo la mirada hacia el pavoroso e imponente Vesubio, podemos retrotraer la imaginación y reflexionar sobre los devastadores momentos de la erupción, aquéllos que el joven Plinio relató en sus memorias como testigo en primera persona de la tragedia.

Cómodamente, en una escapada de fin de semana podemos visitar las ciudades de Pompeya y Herculano, ubicadas en la coste oeste al sur de Italia, en la costa Amalfitana. Merece la pena visitar además de las ruinas de la antigua ciudad de Pompeya, el recinto arqueológico de su vecina Herculano, así como plantearse una excursión a la cima del monte Vesubio, origen de la funesta tragedia del 79.

A continuación describo la experiencia personal y el itinerario que llevé acabo en mi viaje de dos días a Pompeya y Herculano, donde encontrarás la información necesaria para visitar ambas ciudades y ascender hasta el gigantesco cráter del monte Vesubio. ¡Comenzamos!.

 

Qué ver en Pompeya

A la sombra del Vesubio

 

Para nuestro viaje, hemos establecido el centro de operaciones en pleno corazón de la actual ciudad de Pompeya. Hoy erigida sobre las ruinas de antigua ciudad romana, sus habitantes coexisten indiferentes junto al caprichoso destino que brinda el temor a una nueva y devastadora erupción vesubiana.

Vicenzo y Lorena nos han recibido generosamente en nuestro alojamiento. Ambos, además de mostrar un semblante siempre sonriente y hospitalario, ofrecen información para visitar los recintos arqueológicos de ambas ciudades, así como programar excursiones hasta la cima del volcán.

El primer día hemos madrugado de forma considerable para sobre las 8:30 de la mañana, antes de que las hordas de turistas colapsen los accesos al recinto, encontrarnos en la entrada principal a las excavaciones de la antigua ciudad romana de Pompeya. Hay otras dos posibles puertas de acceso al recinto. Si accedemos desde la principal, Porta Marina, podremos adquirir una completa audio guía en castellano. Algo que encarecidamente recomendaría.

 

GET YOUR GUIDE

 

El estado de conservación de las ruinas de Pompeya es excepcional. En el adoquinado de sus calles, visiblemente pulido por el paso del tiempo, podemos incluso apreciar las marcas de los viejos carruajes que transitaban por la ciudad hace más de 2.000 años.

Podemos también curiosear sus milenarias viviendas y comercios. En su interior, encontraremos estatuillas, frescos grabados en las estancias de los ciudadanos más adinerados y un sinfín de ánforas, vasijas y otros objetos decorativos.

También, encontraremos el anfiteatro más antiguo conocido, templos y lugares de culto, tabernas con sus mostradores, anuncios publicitarios, el foro romano, el burdel de la ciudad o los escalofriantes calcos humanos en escayola.

 

calles de la ciudad de pompeya con vesubio al fondo

 

Tras acceder desde Porta Marina, se encuentran las murallas de la ciudad, donde se ubica el acceso principal que comunicaba con el antiguo puerto. Extramuros, se se halla la Terme Suburbane, cerradas al público el día en que efectué mi visita.

El recorrido a través del recinto arqueológico de Pompeya, puede oscilar entre las cuatro y cinco horas de duración aunque desde luego, no es tiempo suficiente para acceder a todas y cada una de las estancias de la ciudad. Por ello, recomiendo marcar previamente sobre una guía de papel los lugares que prioritariamente deseamos visitar.

 

murallas del recinto arqueologico de pompeya

 

Tras flanquear las murallas de la ciudad nos encontramos con el foro romano. Se trata de una plaza rectangular que congregaba el centro de la actividad comercial, política y cultural de la ciudad y que en la actualidad, alberga el mayor número de ruinas destacables a visitar.

Desde aquí, podemos dirigir la mirada hacia el imponente monte Vesubio e imaginar la pavorosa columna eruptiva que oscureció el cielo de la ciudad, así como las escalofriantes escenas de pánico que los pompeyanos vivieron antes de quedar sepultados bajo la ferocidad del volcán.

Entre otros muchos yacimientos de importancia, en torno al foro encontraremos los templos de Júpiter (el templo más importante de la ciudad), el templo de Giove, Apolo, las termas del foro, el burdel o el granero. Concretamente en el granero del foro, se exponen cientos de ánforas halladas durante las excavaciones, así como diversos calcos humanos fabricados en yeso. Líquidamente, el yeso fue vertido en las oquedades que los cuerpos dejaron bajo la ceniza compactada, una vez descompuestos por el paso del tiempo.

 

foro romano de pompeya yel vesubio. Viaje de dos días a Pompeya

 

figura humana en pompeya

 

Otros yacimientos interesantes a visitar son los teatros de la ciudad. En Pompeya existían dos teatros, uno de ellos, el de menor envergadura, destinado a las audiciones musicales y a espectáculos mímicos. El otro teatro, con capacidad para 5.000 espectadores fue escavado en roca volcánica y carecía de techumbre. Aunque para determinadas representaciones se cubría con un velatorio.

 

teatro en la ciudad de pompeya

 

En el extremo este de la ciudad, se encuentra la entrada al recinto de la Piazza Anfiteatro. Aquí nos encontramos con la Palestra, donde los Pompeyanos acudían para practicar deporte. En la actualidad, se halla expuesto un repertorio de utensilios domésticos o fragmentos de diferentes frescos decorativos. Aquí, incluso podemos encontrar restos de alimentos carbonizados que fueron hallados en las excavaciones.

Frente a la palestra se ubica el anfiteatro más antiguo conocido de la era romana, erigido allá en los años 80-70 a.C. cuya cávea podía albergar alrededor de 20.000 espectadores. Aquí, tenían lugar los espectáculos de luchas a vida o muerte bien entre gladiadores, o  bien entre fieras y gladiadores.

 

Viaje de dos días a Pompeya. Anfiteatro

 

hogaza de pan carbonizado en pompeya

 

Además de pasear por sus empedradas callejuelas, retrotrayendo la imaginación a la bulliciosa época en que comerciantes y ciudadanos concurrían con sus atuendos y vestimentas tradicionales, podemos acceder a algunas de las viviendas y comercios de la ciudad.

Singularmente, cabe destacar entre otras la Casa del Poeta Trágico, que posee el primer aviso conocido en el mundo “cuidado con el perro” (cave canem). La Casa de Vetti, una lujosa vivienda célebre por su opulenta decoración o la Casa de Fauno. Esta última, es la casa particular más grande hallada en Pompeya donde los excavadores, encontraron los frescos más valiosos de la ciudad.

 

casa de fauno en pompeya

 

estatua decorativa en la casa de vitti pompeya

 

Paseando a través de sus calles, podemos reparar en las marcas de rodadura hendidas sobre los adoquines a causa del paso de los carruajes. Encontraremos entre otras curiosidades algunos carteles publicitarios y los pilones de piedra utilizadas para la limpieza de las calles principales de la ciudad.

También es posible acceder por ejemplo, a una lavandería y la panadería de Vícolo Storto, y diferenciar en ellas cada una de las estancias de estos antiguos establecimientos. Decenas de tabernas provistas con sus correspondientes mostradores pueblan la zona comercial de la ciudad.

 

pompeya_panaderia_vinocolo_scoto

 

taberna. viaje de dos dias a pompeya

 

cartel publicitario en pompeya

 

En el hoy conocido como Jardín de los Fugitivos, lugar que en la antigüedad era ocupado por un huerto, durante el proceso de excavación los arqueólogos hallaron trece cavidades que contenían restos óseos en las cuales, decidieron verter yeso líquido.

Al solidificarse el yeso, la sorpresa fue mayúscula y como resultado, obtuvieron trece moldes humanos amontonados cuyas posiciones resultaron francamente escalofriantes. Algunas de ellas, revelan grandes vínculos familiares y emocionales lo que sin duda, evidencia que algunos de los pompeyanos no decidieran huir de la ciudad el día de la erupción.

 

jardin de los fugitivos en pompeya

 

jardin de los fugitivos en pompeya

 

Éstos, no son sino algunos de los vestigios de la antigua ciudad de romana de Pompeya y como dije al principio en este artículo, aunque no es suficiente para visitar cada uno de sus restos arqueológicos con detenimiento, en un recorrido de cinco horas podemos visitar gran parte del recinto.

Tras concluir la visita a las excavaciones, podemos pasar la tarde plácidamente recorriendo las céntricas y adoquinadas callejuelas de la actual ciudad de Pompeya, repletas de heladerías y pizzerías o saboreando un delicioso café italiano en una de sus multitudinarias terrazas al aire libre.

 

santuario en pompeya

 

civitatis

 

Qué ver en Herculano

A la sombra del Vesubio

 

Notoriamente más pequeña y menos concurrida aunque algo mejor conservada, el destino de Herculano se encuentra íntimamente ligado al de la cercana Pompeya. Esta pequeña ciudad romana al pie del Vesubio, sufrió exactamente las mismas devastadoras consecuencias que su vecina tras la erupción del 79.

Sus restos arqueológicos, incluyen los esqueletos de aquéllos quienes junto a la costa, fueron asesinados por la nube eruptiva mientras trataban de escapar de la tragedia a bordo de la flota marítima movilizada por Plinio el Viejo.

 

vista panoramica del recinto arqueologico de herculano

 

Nuestro segundo día de itinerario comienza junto a la entrada del recinto arqueológico de Herculano. El acceso se lleva a cabo a través de una galería subterránea que conduce hasta el foso que rodeaba la ciudad, lo que en aquél entonces coincidiría con el antiguo litoral. Junto al foso, encontramos una serie de cobertizos que resultaron ser los almacenes ubicados en el puerto, donde guardaban las mercancías con que comerciaban los habitantes de Herculano.

Aquí, en 1980, los arqueólogos descubrieron los restos óseos de 300 personas que perecieron asfixiados por una de las devastadoras oleadas de ceniza ardiente, que tuvo lugar durante la madrugada del 25 de agosto. El fatídico desenlace, tuvo lugar mientras las víctimas trataban de huir a bordo de la flota heroicamente movilizada por Plinio el Viejo y cuyos barcos de socorro, debido a la fuerte tempestad de piedra pómez y ceniza tóxica, nunca logró llegar a la costa.

 

restos humanos ocultos en los cobertizos de herculano

 

Próximas, se encuentran las termas del Foro, las cuales en el momento de mi visita se encontraban cerradas por mantenimiento. Frente a éstas se ubica el área sacra, donde podemos distinguir el recinto que reúne el templo de Venus, con otro que está dedicado a cuatro divinidades, Minerva, Vulcano, Mercurio y  Neptuno.

 

area sacra en la ciudad de herculano

 

En una visita de tres horas podemos recorrer parte de la estancias de la antigua ciudad, donde destaca el gimnasio o la casa de cañizo, que en un excelente estado de conservación mantiene visibles algunas estructuras orgánicas de madera y cañizo. En la casa de Neptuno y Anfitrite, aún podemos reparar en los espectaculares mosaicos que  revisten algunas de las estancias más alegres de la vivienda.

 

casa de cañizo en herculano

 

frescos de la casa de neptuno en herculano

 

En una de las avenidas principales de la ciudad, el Cardo V, encontramos la lujosa y elegante casa del relieve de Télefo. Aquí se encuentra uno de los relieves mejor conservados en Herculno el cual, otorga el nombre actual que los arqueólogos establecieron a la vivienda tras su descubrimiento. El relieve, representa la escena mitológica de Télefo y Aquiles. En la representación de la izquierda consultando el oráculo y en la de la derecha, el propio Aquiles curando la herida en el muslo a Télefo a cambio de acompañarle en la campaña de Troya.

 

relieve del mito de aquiles telefo en herculano

 

Frente a ésta se aloja la Casa de Cervi. Su nombre, es debido a dos estatuas de mármol que representa a dos ciervos atacados por perros y que en el momento de mi visita, se encontraba cerrada al público. Junto a la Casa de Cervi se encuentra la Gran Taberna, singularmente la tienda más grande encontrada en las excavaciones. En su interior, se encaja un antiguo mostrador en forma de “L” revestido en mármol con ocho jarras, donde en su día podrían guardaban cereales, legumbres o bebidas.

 

la gran taberna en herculano

 

El Decumano Massimo obedece a la calle mayor de la ciudad. Se halla repleta de tiendas con sus respectivos anuncios y aún, podemos reparar en detalles como el peso de los artículos y sus precios. Aquí, también encontramos la Sede de los Augustales, una asociación que fue fundada para celebrar el culto a Augusto. Fue construida mayoritariamente por esclavos liberados para quienes ser Augustales, significaba entrar en la dinámica del acceso social en la ciudad. Frente a la entrada, podemos reparar una inscripción dedicada a Augusto.

 

inscripcion en la casa de los augustales en herculano

 

Tras el acceso, en una caseta junto a la tienda de souvenir, disponen de audio guías para comprender y descifrar el significado de todas y cada una de las estancias, esculturas o grabados que encontraremos a lo largo de nuestra visita a Herculano. En las tiendas de regalos, también podemos comprar libros o guías de papel para llevar a cabo la exploración del recinto.

 

Excursión al monte Vesubio

A la sombra del Vesubio

 

Tras finalizar la visita y recrearnos en los maravillosos vestigios de la ciudad romana de Herculano, nos dirigiremos hacia el monte cuya virulencia, desencadenó la tragedia y sepultó bajo varias decenas de metros las poblaciones limítrofes.

 

 

Adormecido, a veces subestimado, la imponente silueta del Vesubio domina desafiante la bahía de Nápoles y sus poblaciones limítrofes. El estratovolcán, ha entrado en erupción más de treinta veces pero hasta el momento, no se conoce ninguna que haya generado mayor devastación que la que tuvo lugar en el verano del 79 d.C.

Gracias a las narraciones descritas por el joven Plinio plasmadas en sus memorables cartas a Tácito, hoy podemos descifrar el misterio de aquella trágica madrugada del 25 de agosto. Científicos e historiadores han logrado conocer el porqué de éstas catastróficas erupciones que en este tipo de volcanes, tienen lugar entere cada 2.000 y 5.000 años. Estadísticamente, este colosal estratovolcán, entra en erupción en intervalos de aproximadamente cada 30 años, habiéndose manifestado por última ocasión en marzo del año 1944.

Con anterioridad a la fecha de la erupción, las laderas del Vesubio se encontraban cubiertas por viñedos y su cima, envuelta bajo un frondoso manto de bosques ricos en animales de caza. De hecho, el monte era conocido por los deliciosos vinos procedentes de los viñedos de sus laderas. En los cántaros de vino encontrados por los arqueólogos en las excavaciones de Pompeya, permanecen aún visibles las inscripciones grabadas en ellos con la palabra  “Vesvinum”, vino del Vesubio.

Para dirigirnos en coche hasta su cima a 1,281 metros de altitud, debemos tomar la carretera que sigue los indicadores en dirección al Parco Nazionale del Vesubio y través de la serpenteante y angosta carretera, llegar hasta un aparcamiento público ubicado a mitad de la ascensión. Una vez aquí, debemos comprar un ticket para el micro bus que en apenas diez minutos, nos dirigirá hasta la entrada al parque.

Antes de llegar al lugar donde se encuentran los puestos de recuerdos y la cafetería, debemos adquirir un ticket de acceso que compraremos en la caseta a la que llegaremos siguiendo los indicadores. Desde aquí, tomaremos un camino pedestre que nos guiará hasta la mismísimo cráter del Vesubio con sus 500 metros de diámetro.

Hoy, desde su cima, además de contemplar unas hermosas vistas que alcanzan hasta los Apeninos y la totalidad de la bahía de Nápoles, podemos fascinarnos con la majestuosidad de su cráter que corona la cima de lo que sin duda, podría describir como la puerta de entrada al mismísimo infierno.

 

crater del volcan vesubio

 

vistas hacia la bahia de napoles desde la cma del vesubio

 

¿Con ganas de conocer Pompeya y Herculano?

Reserva tus vuelos, alojamientos y excursiones guiadas o compra tu guía de viaje Lonely Planet para disfrutar del viaje perfecto
  • null

    Vuelos baratos a Nápoles

    Aquí puedes consultar y reservar los vuelos al aeropuerto de Nápoles, a muy pocos kilómetros de la ciudad de Pompeya

  • null

    Coches de alquiler en Nápoles

    Alquilar un turismo en el aeropuerto de Nápoles, es una de las mejores ideas para recorrer el Italia.

  • null

    Alojamiento barato en Pompeya

    Aquí puedes consultar todo el alojamiento disponible en la ciudad de Pompeya. Como siempre, te puedes favorecer de un 10 % de descuento para tu reservas en booking, o disfrutar de nuestro cupón 25 euros de regalo para la plataforma airbnb

  • null

    Excursiones guiadas a Pompeya y Herculano

    Si eres más de que te lo den medio hecho, aquí puedes consultar numerosas opciones y reservar tus excursiones guiadas a Pompeya y Herculano

  • null

    Tu guía Lonely Planet de Italia

    Aquí también puedes comprar la mejor guía de viaje para viajar a Italia, con amplias explicaciones sobre los recintos arqueológicos de Pompeya y Herculano.

¿Con ganas de conocer Pompeya y Herculano?

Reserva tus vuelos, alojamientos y excursiones guiadas o compra tu guía de viaje Lonely Planet para disfrutar del viaje perfecto
  • null

    Vuelos baratos a Nápoles

    Aquí puedes consultar y reservar los vuelos al aeropuerto de Nápoles, a muy pocos kilómetros de la ciudad de Pompeya

  • null

    Coches de alquiler en Nápoles

    Alquilar un turismo en el aeropuerto de Nápoles, es una de las mejores ideas para recorrer el Italia.

  • null

    Alojamiento barato en Pompeya

    Aquí puedes consultar todo el alojamiento disponible en la ciudad de Pompeya. Como siempre, te puedes favorecer de un 10 % de descuento para tu reservas en booking, o disfrutar de nuestro cupón 25 euros de regalo para la plataforma airbnb

  • null

    Excursiones guiadas a Pompeya y Herculano

    Si eres más de que te lo den medio hecho, aquí puedes consultar numerosas opciones y reservar tus excursiones guiadas a Pompeya y Herculano

  • null

    Tu guía Lonely Planet de Italia

    Aquí también puedes comprar la mejor guía de viaje para viajar a Italia, con amplias explicaciones sobre los recintos arqueológicos de Pompeya y Herculano.

 

 

Artículos que te puedan interesar

 

2 Comments

  1. Luis dice:

    Relatos magníficos de experiencias inolvidables. Página muy interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Juan J. Arroyo
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@pasaportenomada.es.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.