alsacia en navidad portada

que ver en francia blog de viajes

 

Alsacia en Navidad. Paseando por Colmar, donde los cuentos se hacen realidad

Recorriendo Alsacia en Navidad, me di cuenta de que existen lugares donde los cuentos de fantasía se hacen realidad. Y es que los franceses, en ocasiones responden con cierto aire de añoranza cuando oyen hablar de una de las regiones más populares, encantadoras y tradicionales del país.

Ubicada a orillas del Rhin, a caballo entre Francia y Alemania, sobre onduladas extensiones de viñedos se encuentra esta región, sin duda una de la más nostálgica de centro Europa. Hoy, en Alsacia continúa perserverando su idiosincrasia, acomodadas costumbres y su remoto dialecto derivado del alemán, arraigado sobre todo en zonas rurales.

El tiempo parece haberse detenido en estos pueblos y aldeas de cuento de fantasía, repletos de casitas de colores con tejados puntiagudos y entramados de madera, que suavemente se retuercen sobre estrechas callejas de adoquín. Desde el mes de abril, sus antiguos balcones y pequeños ventanales son engalanados con geranios que nos recuerdan la llegada de la primavera mientras que en navidad, las calles brillan con el calor de sus mercadillos y su singular decoración.

En este artículo, además de recorrer las principales calles de Colmar, capital de la región vinícola de Alsacia, encontrarás la información que necesitas para visitar la ciudad y sus populares mercadillos de navidad. ¡Comenzamos!

 

 

Colmar es el centro de la actividad turística en Alsacia. El lugar perfecto desde donde organizar las visitas a los pueblos cercanos y dónde Mick, cordialmente me recibe una gélida noche de 28 de diciembre. La ciudad antigua de Colmar, ha sabido combinar a la perfección monumentales iglesias medievales, con una “decoración” de fantasía entre canales y folclóricas casitas de tradición germana.

Entre otros nostálgicos, bellos y recónditos lugares, en Colmar podemos encontrar una “pequeña Venecia”, donde cada recoveco nos sugiere una idílica fotografía de postal. Aquí también encontraremos el Museo d´Unterlinden, que entre otras obras de arte, alberga una valiosa y excelente colección de frescos obras del pintor Grünewald, junto a una hermosa exposición de arte moderno que incluye obras de Renoir, Picasso o Monet.

La Petit Venice (Pequeña Venecia) es posiblemente uno de los lugares más románticos, evocadores y tradicionales. El tiempo se detiene cuando uno pasea a través de este antiguo barrio de pescadores, dejándose llevar por el misticismo que revelan sus encorvadas casitas de colores. El conjunto fue construido en torno al antiguo muelle sobre el canal que atraviesa el corazón de la ciudad. Hoy, los canales pueden ser navegados a bordo de pequeñas embarcaciones de madera que parten junto al Pont Rue de Turenne.

 

la pequeña venecia de colmar

 

barrio de la petiti venice en colmar

 

la pequeña venecia de colmar vista nocturna

 

Perderse, pasear sin rumbo y curiosear a través de las callejuelas y patios interiores del casco histórico de Colmar, es la mejor manera de conocerla a fondo. Cerca de la Petit Venice, bajando por la Grand Rue encontramos unos de los rincones más fotografiados y reconocidos de Colmar. Su singular decoración e iluminación navideña sobre cornisas y ventanales resulta sencillamente espectacular.

 

colmar ruta por alsacia en navidad

 

decoracion navideña en colmar alsacia

 

Muy cerca de aquí, subiendo a través de la estrecha y concurrida Rue des Marchands llegamos hasta la popular Casa de Pfister. Construida en piedra y madera hace unos 500 años, se trata de una maravillosa obra de arte que merece la pena contemplar con detenimiento. Sin duda, es una de las casas más bonitas, espléndidas y espectaculares que encontraremos en toda la región de Alsacia.

 

colmar en navidad casa pfister

 

Subiendo a través de la misma Rue des Marchands y retirada hacia un patio interior, encontramos en el número 14 la Casa Weinhof, la más antigua de todas las edificaciones. Concretamente se trata de un antiguo almacén de cereales medieval que perteneció a las monjas del convento Unterlinden.

Muy cerca, en el número 30 se encuentra la casa donde nació el escultor Frédéric Auguste Bartholdi, creador de la popular Estatua de la Libertad de Nueva York. En la actualidad, alberga el museo homenaje a tan celebre artista, donde podemos reparar en un modelo de yeso a tamaño real de la oreja de la estatua original.

Además y para conmemorar el centenario de su fallecimiento, tres kilómetros al norte del centro del centro de Colmar, en la carretera que conduce hasta la ciudad de Estrasburgo erigieron una réplica de la famosa estatua de doce metros de altura.

 

estatua de la libertad a las afueras de colmar

 

Colmar te enamorará según transites a través de sus pasajes, callejas y callejones. La Rue des Marchans es una de las calles más populares y transitadas. Caminar sobre sus concurridos adoquines reparando en sus escaparates, tradicionales tiendas de artesanía, pastelerías o restaurantes, es uno de los encantos de la ciudad.

 

colmar alsacia en navidad

 

calles de colmar en navidad

 

A través de un callejón accedemos a la Place de la Cathedrale, donde se encuentra la Colegiata de St-Martín. Fue erigida allá a mediados del siglo XIV en estilo gótico y la aguja de cobre que la corona desde lo más alto del campanario, es bien visible desde cualquier punto de la ciudad.

 

colegiata de san martin en colmar

 

Con el paso de los años y como no podía ser de otro modo, sus habitantes se han esmerado cuidadosamente en mantener y conservar la estética de la ciudad. Algunas de sus edificaciones, presentan sorprendentes singularidades como por ejemplo, La Maison des Tetes.

Ésta se encuentra ubicada en la calle a la que otorga el nombre la edificación, muy próxima a la oficina de turismo y a la Iglesia de los Dominicains. La mansión, fue construida en 1608 por un rico comerciante de vinos. Su nombre (Mansión de las cabezas), se debe a las 1o6 caras humanas que ornamentan su fachada junto a otros muchas temas históricos y religiosos.

 

que ver en colmar alsacia en navidad maison des tetes

 

mansion de las cabezas en colmar

 

Pero sin duda uno de los encantos más indelebles que nos ofrece Colmar, es pasear y disfrutar de su folclórica decoración y el calor artesanal que evocan sus iluminados mercadillos de navidad.

De algún modo, mencionan que Alsacia es el lugar donde nació la Navidad y nada más lejos de la realidad, el conocido como “Marché de Noel”, brilla desde finales de noviembre hasta el 30 de diciembre con sus inspiradores puestos de madera abarrotados de artesanía tradicional.

Los clásicos Bretzels germanos y el “adictivo” Vin Chaud, también forman parte en este singular guión de rastrillos navideños. El Vin Chaud, es un vino fermentado con canela y anís que se toma caliente. Es una bebida muy común sobre todo para la época navideña, en regiones con una marcada descendencia alemana.

 

puesto de brezels en colmar mercadillos de navidad

 

En Colmar instalan cinco mercados que se encuentran repartidos por el casco antiguo de la ciudad. Además de los mencionados puestos de comida rápida y curiosidades donde fisgonear, los mercadillos albergan multitud de atracciones infantiles. Concretamente en la Plaza Rapp, junto al tío vivo ubicado pegado a la calle principal, montan una pista de patinaje hechizada bajo una auténtica atmósfera de Navidad. Puedes encontrar información sobre los mercadillos, las fechas y sus horarios de apertura aquí.

 

mercadillo navideños en colmar alsacia

 

puesto navideño en colmar alsacia

 

 

Consejos para viajar a Colmar en Navidad

Información sobre las Navettes de Noel

Un servicio de autobuses con precios reducidos cubre algunas de las rutas más populares para visitar los mercadillos navideños de las aldeas cercanas a Colmar. El servicio suele funcionar desde el día 24 de noviembre hasta el 23 de diciembre y los autocares, parten desde la parada junto a la estación de tren (SNFC) de Colmar. Puedes consultar los horarios de cada una de sus rutas aquí.

Los billetes se adquieren en el mismo autocar y son válidos por un día completo. Las tarifas son de 8 euros por persona (sábados y domingos) y de cinco el resto de días de la semana. Los menores de 12 años y titulares del boleto Alsa Plus pueden hacer uso del servicio de forma gratuito.

Éstas son las tres líneas de navettes disponibles en 2017:

  • Línea 1 : Colmar • Kaysersberg • Riquewihr • Ribeauvillé • Colmar,
  • Línea 2 : Colmar • Ribeauville • Riquewihr • Kaysersberg • Colmar,
  • Línea 3 : Colmar • Eguisheim • Colmar.

 

Cómo llegar a Colmar

    • Desde Basilea. Una de las maneras más cómodas y económicas para llegar a Colmar es buscar un vuelo barato hasta el Euro Airport de Basel-Mulhouse-Friburg, donde vuelan algunas de las low cost más conocidas como Ryanair, Iberia Exprés o EasyJet. Este aeropuerto tiene la especial particularidad que se encuentra en triple la frontera de Suiza, Francia y Alemania. En él podremos reservar el alquiler de turismos con la gran mayoría de prestigiosas compañías de alquiler en Europa. Si nuestra idea no es la de alquilar un coche, desde Basilea podemos llegar hasta Colmar en dos pasos:
      • En primer lugar debemos tomar el autobús nº 15 (frecuencia aproximada de 10 minutos) en el mismo vestíbulo de salidas del aeropuerto, hasta la estación de SBB de Basilea (Suiza). El trayecto es de aproximadamente 20 minutos y los billetes pueden adquirirse en la máquina expendedora que se encuentra frente a la parada de autocar.
      • Una vez en Basilea, la terminal SBB de Basel (Basilea) se encuentra dividida en dos subestaciones contiguas entre si. Aquí debemos tomar el tren (TER) regional en dirección a Estrasburgo, cuyos billetes se compran en la máquina expendedora que encontraremos antes de acceder a los andenes de la estación. La duración del trayecto es de 44 minutos y hay trenes en dirección a Estrasburgo al menos cada hora. Puedes consultar aquí los horarios y sus tarifas aquí.
  • Desde Estrasburgo. También es posible volar hasta el aeropuerto de Estrasburgo, aunque al menos desde Madrid resulta algo más caro. Una enlace de tren une el aeropuerto hasta la estación de trenes cada 15 minutos. Aquí debemos coger el TER en dirección a Basilea con parada en Colmar (39 minutos de duración). Puedes consultar aquí los horarios y tarifas.

 

Artículos que te pueden interesar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *